ANÁLISIS | Sin ‘duende’

Óscar Ato | @charloz_ 26/10/2013 00:00

Partido declarado de alto riesgo. Todos conocemos la historia y hay unas ganas especiales de vivir la cita, más aun tras tres semanas sin pisar el Martínez Valero. En cualquier caso, aquí hablaremos de fútbol como suele ser habitual. El panorama se presenta a priori halagüeño para el Elche, que en plena racha de juego y resultados recibe a un Granada que roza la zona de descenso. El equipo nazarí lleva 8 puntos, de los cuales solo tres se han conseguido como local a lo largo de cinco partidos. La afición anda quemada con el técnico Lucas Alcaraz, que consiguió revertir la nefasta racha de Anquela y mantener al equipo en Primera. La historia es distinta hoy: está en la cuerda floja por los resultados obtenidos, su conservadurismo y la no optimización de sus jugadores ofensivos.

El Granada viene actuando con un 4-2-3-1, en el que Roberto es el portero y la defensa suele estar formada por Nyom y Brayan Angulo en los laterales, con Jason Murillo y Diakathé en el centro. Este último fue sancionado ante el Getafe y será el otrora indiscutible Mainz el que ocupe su lugar, en lo que no supone una merma en calidad. El doble pivote suele estar formado por Iturra y Recio, si bien Fran Rico tiene opciones de reemplazar al ex-canterano del Málaga tras la mala racha de resultados. El chileno, en cambio, es uno de los jugadores que más rendimiento anda mostrando en el presente ejercicio gracias a su actividad y garra (otro miembro de la «estirpe Arturo Vidal», como Medel o el ‘Gato’ Silva). En la mediapunta viene actuando Pereira por derecha, Buonanotte en el centro y Brahimi por izquierda, aprovechando su efectividad en el regate para encararse hacia puerta. Arriba, El-Arabi está cumpliendo con tres goles hasta la fecha. Lucas podría tocar más piezas en busca de mejores réditos, pero jugadores como Dani Benítez, Yebda o Piti (al que se espera como agua de mayo) no han sido convocados por problemas físicos y esto reduce considerablemente el margen de maniobra. Una opción podría ser la inclusión de Riki -que no termina de adaptarse- por un mediapunta, probablemente Buonanotte, formando así pareja con el franco-marroquí. Ighalo tiene ligeras opciones de entrar en el once por lo que significa en este partido concreto. Lo cierto es que no falta calidad arriba en el conjunto andaluz, pero un estilo defensivo y simple les impide lucirse con asiduidad y muestran la alegría de su fútbol con cuentagotas.

Por parte del Elche, se espera a los mismos once que saltaron de inicio ante el Betis con la excepción de Cisma: sería toda una sorpresa que le quitaran una amarilla. Así pues, esta situación podría tocar más cosas de las deseadas. Escribá ha dicho que Albacar se encuentra bien, pero se debate entre devolverlo ya a la titularidad o darle un margen para minimizar riesgos. En caso de no jugar, será Fidel o Mantecón el que ocupe el puesto de lateral izquierdo. Si lo hace el segundo, el extremo mantendría su rol habitual. Si Fidel es el elegido, Aarón parte con papeletas para ocupar ese hueco, lo que supondría una buena oportunidad para el joven ilicitano aunque Nyom es un hueso. Otra opción es rescatar el 4-3-3 con el ’16’ detrás y Del Moral delante compartiendo carril, si bien es menos probable porque las victorias han llegado con el 4-4-2. Veremos si el equipo consigue la cuarta o si, por el contrario, el Granada pone su aliento en la nuca franjiverde.

Compartir esta entrada: