ANÁLISIS | El duende lo pone un croata

Santi Martínez | @penflexiones 10/01/2013 13:27

Se presentaba la temporada del Sevilla como una incógnita, ya que, a la discreta novena plaza de la campaña anterior, había que sumar, nada más y nada menos, la ausencia de tres jugadores fundamentales: Medel, Navas y Negredo.

Su inicio fue muy pobre, estuvo varias semanas en puestos de descenso, consiguió la primera victoria en el sexto partido, lo que le hizo llegar al final de la jornada doce con trece puntos, empatado con el Elche CF.

Eran muchas las voces que criticaban la posición de Rakitic en el doble pivote y reclamaban que se le adelantara a la mediapunta, para que el equipo ganase en consistencia, con dos mediocentros más defensivos que escoltaran a la estrella sevillista .

Emery por fin hizo esa variante en la jornada trece, en la que habrá sido, muy posiblemente, una de las mejores decisiones de su carrera. Ya que desde entonces ha sumado dieciséis de los últimos dieciocho puntos, con quince goles a favor y cuatro en contra (dos de penalti), lo que le convierten, sin duda, en uno de los equipos más en forma del campeonato.

Si bien cabe decir que en la jornada pasada, debido a las bajas, volvió a jugar el croata más atrasado en la victoria frente al Getafe, lo normal sería que fuera de casa, y con la vuelta de los ausentes, Emery recuperase el 4-2-3-1 con Rakitic detrás del delantero.

Defensivamente, el Sevilla es un equipo sólido e intenso. Cuenta con Fazio como líder en la zaga, acompañado por Cala o Carriço en el centro  y Coke y Fernando Navarro en los laterales. Cabe decir que recuperan, tras lesión, al brillante  lateral zurdo  internacional Alberto Moreno, aunque no es nada descartable que continúe el veterano Fernando Navarro, debido a que el canterano se incorporó a los entrenamientos el jueves.

En el doble pivote M´Bia parece fijo  y formaría pareja con Carriço (si éste no juega de central) o con el ex levantinista Iborra. En ambas opciones, una dupla con mucho poderío físico y trabajo en la presión, lo que contribuye a esa solidez que comentábamos, y  da pie a la segunda característica fundamental de este equipo: la transición ofensiva vertiginosa.

En este sentido, el ya mencionado Rakitic es el faro del equipo y uno de los mejores jugadores de La Liga. Acompañándolo encontramos a Reyes y a Vitolo ocupando las bandas, en muchas ocasiones a pierna cambiada. El utrerano, sin la chispa de antaño, está destacando más en la elaboración y  en el último pase; mientras que el canario, es un puñal por su extremo, potencia, profundidad y gol ( 3 en los últimos seis partidos).

Como referencia arriba, cuenta con Carlos Bacca. El delantero colombiano, pichichi de la pasada liga belga, está siendo una de las sensaciones de la temporada, ya que lleva nueve goles (cinco en las últimas seis jornadas) y cinco asistencias

Capítulo especial merece el balón parado. Con el guante de Rakitic ejecutando,  la altura de jugadores como Fazio, Cala, M´Bia, Vitolo o Iborra, y el laboratorio de Emery, el Sevilla ha conseguido nueve goles tras saque de córner o falta al área.

Destaca por encima de todas, el saque de una falta centrada, a la altura de mediocampo, donde buscan el segundo palo, y que ha reportado tres goles (Cala y Fazio en remate directo, y Bacca remachando la asistencia de cabeza del central argentino).

Quedando así para el banquillo jugadores como Marko Marin, uno de los fichajes estrella,que reapareció la pasada semana después de tres meses de lesión, el prometedor extremo Jairo, o el delantero francés Gameiro.

Por parte del Elche, causan baja los tres sevillistas cedidos y Escribá recupera a Damián y Coro. Pese al rendimiento algo discreto de Carlos Sánchez en los últimos encuentros, no parece el partido más indicado para quitarlo, ya que su altura será importante en los balones parados.

Lo que sí podría ser interesante, sería la entrada de Javi Márquez o Rivera para meter más gente por dentro a contrarrestar el triángulo M´Bia –  Iborra – Rakitic, y, por qué no, para introducir una variante que pueda hacer saltar algún resorte en un equipo que anda demasiado plano en las últimas jornadas.

FOTOGRAFÍA: LFP
Compartir esta entrada: