ANÁLISIS | Orden y progreso

Óscar Ato | 07/07/2014 17:10 @oscarato87

Llega al Elche uno de los numerosos canteranos madridistas que no pudieron encontrar su hueco en el afamado club pero sí en Primera. Mosquera decidió rechazar la oferta de renovación del Getafe para evolucionar como futbolista en un equipo ambicioso que cuenta con una numerosa afición. Atrás quedan las gradas semi-vacías y los problemas con Luís García Plaza, que le hicieron volver al filial blanco antes de completar su temporada más sólida en el club azulón.

El gallego es un centrocampista asociativo, un interior de toque no exento de trabajo. Tiene un alto sentido de la colectividad, algo que ha afianzado en la capital con el sistema empleado por el antecesor de Cosmin Contra. Sin gozar de una depurada técnica defensiva ni un físico privilegiado, es capaz de ayudar en defensa organizada a su equipo, acudir a presionar, robar balones y mantener la posición en un doble pivote. Por ello, ha sido el acompañante más habitual de Borja en dicha zona, imponiéndose con frecuencia a jugadores como Juan Rodríguez, Míchel o Lacen. En todo caso, cabe recalcar la poca flexibilidad que se le otorgaba: sus exiguos seis disparos a puerta en 17 titularidades y 8 ingresos con el partido empezado no se repetirán bajo las órdenes de Escribá. Ciertamente, buscar brillo en el Getafe de los últimos tiempos es como buscar una aguja en un pajar.

 

Su buen manejo de balón le posibilita salir airoso de presiones rivales y moverla con criterio, así como filtrar ocasionales envíos en profundidad hacia los atacantes. También cuenta con un digno golpeo en saques de esquina y faltas laterales, lo que ha valido lanzar algunas jugadas en una tarea monopolizada por Pedro León. También influye el hecho de ser zurdo, como variante a la diestra de su anterior compañero de equipo.

 

Para concluir, hay que apuntar la probabilidad de que se dispute un puesto en el once con Adrián, ya sea formando pareja con un mediocentro más bregador ó bien como interior izquierdo en un mediocampo a tres. Los representados por Quilón comparten pierna preferida y perfil a grandes rasgos. Su contratación también hace hincapié en la poco probable inclusión de Fajr en un doble pivote y, sobre todo, en el esfuerzo por completar una plantilla con hambre y con mayor nivel técnico y determinación para el gol que la anterior. Víctor Orta avisó que el Elche 2014/15 intentaría tener más el balón, se sabe de su gusto por el fútbol combinativo y a buen seguro que Escribá habrá avisado de la necesidad de enriquecer estos apartados. El de la capacidad anotadora se comprobará más adelante: hay fichajes importantes que cerrar.

Compartir esta entrada: