ANÁLISIS | Malos tiempos para la lírica en la costa del sol

Óscar Ato | @charloz 20/12/13 18:33

La cruda realidad ha vuelto. El Málaga vuelve a tener equipo para luchar por mantenerse, y aunque todos tienen muy reciente la eliminación in-extremis en cuartos de Champions ante el Borussia Dortmund tras un gran campeonato, está más que asumido viendo la sucesión de los hechos en el periodo estival.  Bernd Schuster ha vuelto a los banquillos y se enfrenta a un reto difícil: el de conjuntar a un equipo modesto con muchas caras nuevas que viene de probar experiencia en la élite.

El equipo costasoleño viene alternando hombres en algunas posiciones de cara a encontrar un patrón de juego eficaz y un once competitivo. Normalmente, acumula hombres en medio campo, si bien predomina el ataque por los costados con la dupla Gámez-Portillo por la derecha y la formada por Antunes-Eliseu (hoy baja) por la izquierda. Ambos laterales, unidos a Willy, el central Weligton, el stopper Tissone o el propio Portillo, suelen ser fijos en el esquema del técnico alemán. En su último partido liguero, ante el Getafe, obtuvo la victoria por la mínima con Camacho acompañando en el doble pivote al exmallorquinista, el chileno Pedro Morales amenazando con su disparo por delante y el canterano Juanmi en punta. Hay que indicar que Santa Cruz fue el que anotó el gol de la victoria entrando desde el banquillo, por lo que tiene opciones de jugar. El veterano especialista en estrategia, Duda, podría reemplazar a Eliseu en el costado zurdo, mientras que Darder es el otro miembro de confianza en la zona media. Atrás, Angeleri o Sergio Sánchez acompañarían al capitán en el centro de la zaga. Nos encontramos, pues, ante un equipo por hacer y con diversas carencias (desborde, gol, incluso cierta solidez defensiva), pero son correosos y de poco pueden acomplejarse ante el rival de esta noche.

Por parte del bando franjiverde, se espera que se repita el once que perdió en el Ciutat de València con la probable inclusión de Damián Suárez en el lateral derecho. Ante las bajas de Lombán y Manu Del Moral, no hay demasiado donde elegir viendo los actuales estados de forma. Otra opción sería incluir a Javi Márquez en detrimento de un atacante para no perder la batalla en la medular; además, algunos jugadores de ataque no andan en óptimas condiciones físicas (algo que también podría solucionarse con la entrada de Aarón). En cualquier caso, hay que decir que el equipo está necesitado de incrementar su volumen ofensivo. Veremos si uno de los dos conjuntos se acuesta con la tranquilidad de sumar 20 puntos.

FOTOGRAFÍA: MÁLAGA CLUB DE FÚTBOL
Compartir esta entrada: