ANÁLISIS | El rey de la otra Liga

Óscar Ato | @oscarato87 25/03/2014 18:00

Llega al Martínez Valero el cuarto clasificado, que con un partido menos se distancia en ocho puntos de su perseguidor. Llega el equipo que en casa casi siempre gana y fuera no suele perder. Un bloque que combina pragmatismo con gotas de talento, que sabe tenerla y también jugar a centros y remates; que presiona, que es intenso, con salida de balón (Iraola, Iturraspe, Laporte), llegada desde segunda línea (Mikel Rico, Susaeta), juego aéreo (San José, Aduriz) y recursos en el banquillo (Beñat, De Marcos). Ese es el Athletic de Ernesto Valverde, que ha repuesto muy bien a la institución tras el especial período bielsista.

El 4-1-4-1 suele estar formado por Iraizoz en portería; Iraola, Gurpegi, Laporte, Balenziaga en la zaga; Iturraspe como vértice inferior, escoltado por Rico en funciones de box-to-box y del verticalizado Ánder Herrera; Susaeta y Muniain combinan aperturas con excursiones interiores y Aduriz queda arriba para rematar. Para hoy, se espera que San José supla al veterano central y capitán de los leones, lesionado. El hecho de haber jugado su último partido el sábado noche podría provocar alguna otra modificación puntual, como sería la entrada de un De Marcos que ya ha actuado de casi todo (lateral derecho, extremo, mediapunta e incluso falso nueve ante el Valencia en la primera vuelta). Ante las bajas de Ibai Gómez o Kike Sola, Toquero para sumar presencia en el área ante resultado adverso y Beñat para encerrar al rival en su mitad o pausar el partido se antojan las principales bazas para girar el encuentro en la segunda mitad.

Por parte del Elche, el abanico de opciones es amplio. Se espera que Cisma llegue en condiciones de ser titular para no aumentar el drama en el costado izquierdo, mientras que la presencia de Lombán es duda. Vuelven Botía y Rubén Pérez tras sanción, y arriba bien se podría apostar por lo de siempre (Carles derecha, Manu izquierda y Coro apoyando a Cristian arriba), bien que Fidel sustituyera a un gris Del Moral o posibilitara al mismo formar una doble punta móvil con Coro. En este último caso, Cristian Herrera sería un activo para la segunda mitad. El sistema habitual permite que Coro busque la espalda de San José, así como intentar superar a Balenziaga con la asociación entre Damián y Gil. Asimismo, se alternarían fases con el canterano valencianista por detrás del punta formando un definido 4-2-3-1 que también apunta a primera opción, ya que ocupó esa demarcación en el nuevo San Mamés obteniendo grandes réditos. No descartable pero sí chocante sería optar por el 4-1-4-1 con la entrada de Carlos Sánchez, que ayudaría en el juego aéreo pero restaría llegada a un conjunto ya de por sí necesitado de presencia atacante.

Compartir esta entrada: