ANÁLISIS | El toque vertical

Óscar Ato | @charloz_ 30/10/2013 17:51

El Athletic parece haberse repuesto bien tras la especial etapa de Bielsa. Aún tenemos fresco en la memoria al equipo que tocó techo con una generación de jugadores y una temporada difíciles de repetir. Tras las fallidas finales llegó una 2012/13 gris y sufrida, con Javi Martínez en Munich y Amorebieta y Fernando Llorente con la mente en otro sitio. Los dos últimos salieron este verano, no obstante el club vasco ha fichado a los mejores jugadores que tenía a su alcance, además de Ernesto Valverde, por el cual deben andar suspirando muchos aficionados valencianistas.

Tras el fin del mercado estival, con la llegada de Beñat y la confirmada continuidad de Ánder Herrera, fuimos varios los que imaginamos un Athletic asociativo, tocón, que cocinaba las jugadas. Lo cierto es que por el momento no estamos viendo algo muy parecido, ya que el ex-zaragocista viene actuando casi de segundo punta e incluso ambos han sido apartados del once en las últimas jornadas (Ánder jugó en el Coliseo Alfonso Pérez por la baja de última hora de Muniain y la ya sabida de Ibai Gómez). Actualmente, Iturraspe y Mikel Rico hacen de red de seguridad para los atacantes con mayor soltura por parte del recién fichado, mientras que De Marcos se ha ganado un puesto en el último tercio de cancha. Estamos viendo, pues, a un Athletic vertical, con calidad para combinar, pero que gusta de acabar los ataques con celeridad. También versátil, siendo un equipo que presiona en busca del gol a pesar de los riesgos que supone adelantar a una defensa no muy veloz, y que se pone el mono de trabajo cuando debe conservar el resultado. Claro que, al haber jugado lunes, algunas piezas podrían variar ante el Elche. Susaeta y Aduriz son los otros habituales en la zona, mientras que por izquierda podría entrar el recuperado Ibai Gómez, quizá el centrador de la liga, con la duda de si los problemas de espalda permitirán a Muniain viajar con el equipo y disputar el partido. Atrás, parece haberse asentado una línea defensiva formada por Iraola, Gurpegui, Laporte y Balenziaga, con esporádicas intervenciones del canterano Saborit en el lateral izquierdo o de San José, importante baza en las acciones de estrategia. Iago Herrerín podría ser el guardameta tras el golpe que sufrió Iraizoz en el último partido.

En el bando visitante, nos encontramos con un Elche que afronta el primero de una racha de partidos que se antoja complicada. La cita es emblemática, de las que te hacen sentir que estás en la élite del fútbol nacional. Escribá no parece tener intención de sentar a Manu Herrera como se venía rumoreando, así que la vuelta de Cisma al lateral izquierdo parece el único cambio claro respecto al sábado pasado. Otra entrada posible, dada la acumulación de partidos, es la de Carlos Sánchez. El ‘suplente más titular’ que hay en la actualidad podría entrar por Javi Márquez, jugador que ya tiene historial con las lesiones. Existe la opción de pasar al 4-3-3, pero podría ser intepretado como un síntoma de ligera desconfianza en la idea habitual tras las derrota, además de tener que elegir entre sentar a Fidel, Coro o Del Moral. Sin duda, será un partido duro ante un equipo histórico que cuenta con la condición de invicto en su nuevo estadio y con una plantilla, aunque algo tocada por las lesiones, con alternativas suficientes para competir.

Compartir esta entrada: