ANÁLISIS | Con confianza y sin Ebert

Óscar Ato | @charloz_ 16/09/2013 12:29

Cogió Djukic las riendas del Valladolid en la categoría de plata y lo subió practicando un fútbol que les hacía sentir orgullosos. Con una plantilla justita en calidad y cantidad y buen ojo en verano, se mantuvieron en Primera sin excesivos apuros. Ahora el serbio está en el Valencia y los pucelanos han decidido contratar a Juan Ignacio Martínez, que llevó al Levante a Europa por primera vez en cien años y lo mantuvo con solvencia en esta última temporada. El Ciutat de València solía ver cómo su equipo se replegaba en campo propio y esperaba el error ajeno para lanzar en largo hacia su delantero (Koné o Martins) o dársela a Barkero para que buscara a los puñales (Juanlu, Valdo, El Zhar o Rubén). JIM es astuto y conoce el sentir de su nuevo equipo, por lo tanto éste mantiene su estilo combinativo, sale jugando desde atrás siempre que puede desde un valiente Mariño e involucra mucho a los costados en la gestación de la jugada. Sin la pelota, el Valladolid mezcla más presiones y bloque a media altura que su anterior proyecto.

Los blanquivioletas llegan a Elche con la importante ausencia de Ebert, principal estrella, y las de Larsson y Víctor Pérez. Ninguno se ha recuperado a tiempo, como sí parecen haberlo hecho Rukavina, Omar Ramos y Valdet Rama. Así pues, es probable que el equipo salga con el once que consiguió la primera y única victoria liguera ante el Getafe, con Omar pasando a una banda derecha en la que dejó muy buenas sensaciones, y el lateral marroquí Bergdich como extremo en la izquierda, dejando su plaza natural a Peña que por ahora es inamovible. El doble pivote apunta a ser ocupado por Álvaro Rubio y Sastre, con el italiano Rossi esperando su oportunidad, mientras que Rueda seguiría acompañando a Marc Valiente en el centro de la zaga. Como alternativas ofensivas se cuenta con el punta mexicano Osorio y el mediapunta Valdet Rama para dar aire al equipo durante la segunda mitad. También Manucho, que se acabó asentando como titular la temporada pasada pero que no está contando demasiado para el nuevo entrenador. Hasta entonces, la movilidad de Javi Guerra y las llegadas y caídas a los costados de Óscar serán una gran baza para conseguir un resultado favorable.

En cuanto al Elche, hay que ver si finalmente Manu Herrera está apto para competir, así como el estado físico de Damián Suárez, que si es el adecuado apunta a suplir a Sapunaru. Si bien es cierto que el equipo viene sufriendo bastante por los costados, este partido puede ser propicio para cambiar la dinámica. Las bajas de Larsson y, principalmente, Ebert, deja todo en manos de la inspiración y la forma de Omar Ramos, ya que el veloz Bergdich no es un dechado de virtudes técnicas y cualquier otra solución (Osorio, Rossi, Alcatraz) sigue siendo un parche. Arriba se espera la entrada de Boakye por Del Moral. Cualquier otra modificación sería una sorpresa, como la entrada de Rivera o Javi Márquez en lugar del recién seleccionado por Colombia Carlos Sánchez o la inclusión de un hombre en banda derecha para colocar a Carles Gil por detrás del 9. Quizá sean recursos valorados de cara a la segunda mitad. Lo que parece claro es que los de Escribá deben parecerse a los del partido ante la Real, porque fue el mejor del equipo y porque el rival no está demostrando tanta pegada como para no ensuciar una circulación que se convierte en un arma de doble filo si es correctamente encimada. Ya queda menos para ver qué sucede en este importante duelo de la parte baja de la liga.

Compartir esta entrada: