Bruselas aprieta, pero no ahoga

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

El Elche ha recibido la cautelar de Bruselas y, de momento, no tendrán que hacer frente de manera inmediata a la multa de 4,1 millones de euros propuesta desde el ente europeo por ayudas estatales ilegales, un procedimiento en el que Valencia y Hércules agotan ya sus últimas semanas para pagar sus correspondientes cantidades.

Tras leer el auto del presidente del Tribunal General de la Unión Europea, Marc Jaeger, en DF tratamos de hacer un análisis no demasiado extenso para comprender las claves de esta decisión y cómo afectará a la compleja situación institucional que atraviesa el Elche desde hace tiempo.

¿Qué se le pedía al Elche?

En tres artículos, la Unión Europea censuraba las ayudas ilegales recibidas por el Elche, el Valencia y el Hércules, incompatibles con el mercado interior. En el caso franjiverde se trata de dos préstamos bancarios otorgados por el IVF a la Fundación. Se apunta que España debe recuperar la ayuda estatal y los intereses y que dicha recuperación sea inmediata y efectiva (cuatro meses a partir de la notificación oficial).

En resumen, desde Europa se desliza que las Fundaciones (del Elche, del Valencia y del Hércules) no utilizaron ese dinero para potenciarse y mejorar sino para financiar a los clubes de fútbol. El cálculo de la Comisión del dinero a devolver por el Elche es de 3.688.000 euros, cifra que asciende a 4.106.906,51 euros al añadir los intereses.

Seguros AXA

El proceso de recuperación

Esta historia la conoce prácticamente todo el entorno franjiverde. El juego del ratón y el gato entre el Elche y el IVF de los últimos años, con recursos, más recursos y el club judicializado. Actualmente hay dos recursos de apelación pendientes de ser dictados: uno está fechado para este mismo miércoles (del club) y otro para el 18 de septiembre (del IVF, sobre la ampliación de capital).

Sobre este punto, el auto del juez Jaeger reconoce la situación concursal del Elche y que, tras varios recursos, la devolución de la ayuda ilegal ha mantenido la categoría de crédito contra la masa, por lo que el concurso no puede eximir del pago de la misma.

¿Por qué se suspende la ejecución?

El auto explica que para que el recurso del Elche pueda salir adelante deben darse dos circunstancias: el fumus boni iurus (que resulte material y jurídicamente justificado a primera vista) y el carácter de urgencia, es decir, que las medidas sean necesarias otorgarlas y que surta efecto de manera inmediata.

Si me permiten el spoiler, el juez Jaeger considera que las dos circunstancias se dan en este caso, motivo por el que suspende la ejecución y el Elche recibe la suspensión cautelar del pago de la multa de 4,1 millones de euros. Veamos los motivos.

El fumus bonis iurus

En su recurso, el Elche realiza cuatro argumentaciones para acogerse a esta circunstancia

  1. Error en la identificación de la medida de ayuda y del beneficiario
  2. Falta de motivación respecto a la calificación de la ayuda estatal
  3. Error en la cuantificación del importe a devolver
  4. Infracción en la evaluación de la compatibilidad de la ayuda

El Elche, a través de las abogadas Clayton y Segura, argumenta que se les aplicó el margen más elevado y que la Fundación ofreció como garantía al IVF tanto acciones como una hipoteca de un inmueble (una finca de seis hectareas), algo no evaluado por la Comisión.

El juez Jaeger se muestra bastante crítico a la hora de la no evaluación de esta hipoteca ofrecida como garantía, al considerar en el auto que no puede considerarse a primera vista tan insignificante como para prescindir de ella al evaluar el nivel de las garantías ofrecidas al IVF. Por este motivo, da el OK a los puntos 2 y 3 por falta de motivación y considerar que existe un fumus bonis iurus “particularmente intenso”. Incluso asevera que no es necesario valorar el resto de puntos.

La urgencia

La segunda circunstancia para suspender la ejecución también recibe luz verde en el auto de Jaeger, al considerar que el Elche ha conseguido demostrar en los documentos presentados que existe urgencia a causa del riesgo para su viabilidad financiera que supondría pagar la multa de inmediato.

Los motivos son variados y derivan de la complicada situación económica del club: situación de concurso de acreedores, patrimonio neto negativo de 22.188.442 euros a fecha de 30 de junio de 2017, déficit de 1,5 millones para la temporada 2017/2018 e inexistencia de liquidez para devolver el dinero. La conclusión final es que la entidad corre un riesgo previsible de liquidación si paga de inmediato la multa de 4,1 millones de euros.

No a los argumentos de la Comisión

Por su parte, la Comisión aporta varios argumentos para tratar de mantener la sentencia recurrida por el Elche. Para conseguir liquidez solicita la venta del estadio o la venta de jugadores, a lo que el juez no da el visto bueno, al considerar que el estadio no es un bien que se pueda vender de inmediato y que la venta de los jugadores pondría en riesgo la capacidad deportiva del club y, por consiguiente, su supervivencia financiera.

La Comisión también alega, casi para finalizar el auto, tres puntos:

  • La devolución de la ayuda no es la causa del perjuicio del club. Es decir, que la viabilidad depende de otros factores ajenos a dicha devolución
  • El Elche no ha agotado todas las vías de recurso a nivel nacional
  • El club puede conseguir recursos de terceros para pagar

En su auto, el juez Jaeger no coincide con la Comisión, al estimar, recordando sus puntos anteriores del texto, que el Elche está en una situación económica precaria. Mientras, sobre los recursos de terceros la Comisión pone encima de la mesa la carta de compromiso de pago del Banco Popular que se utilizó en noviembre para tratar de adquirir el crédito del IVF y el pago de 2,2 millones de euros, también por esas fechas, de compromisos ineludibles por parte del club.

Jaeger recuerda que el máximo accionista (Fundación) no tiene recursos para hacer frente a pagos y que quien tiene pignoradas las acciones (IVF) no ha mostrado compromiso a apoyar económicamente a la entidad. Y sobre las últimas alegaciones, esgrime que la operación (carta de pago del Banco Popular) ha fracasado hasta el momento y que del pago de otras deudas no se puede deducir que el Elche pueda hacer frente al pago inmediato de 4,1 millones de euros.

Conclusiones finales

En definitiva, la Unión Europea aprieta pero no ahoga al Elche. Una decisión en la misma línea que la adoptada ante el Valencia o el Hércules hubiese dejado en una situación tambaleante a la entidad franjiverde que, de momento, no tendrá que hacer frente al pago inmediato de la sanción.

Ahora todo dependerá de cómo se sigan cumpliendo los plazos de este proceso, especialmente con la ampliación de capital que deberá salir adelante o cancelarse en el mes de septiembre. Desde el club se ha celebrado como una victoria, pero la eliminatoria está lejos de decidirse. Quedan muchas decisiones por tomar y el Elche aún no puede respirar tranquilo sobre el tema Bruselas.

Por último, hay que apuntar que el juez Jaeger ha elogiado en su escrito la labor del IVF en este procedimiento, al considerar que está dando pruebas de su cooperación leal en la recuperación de la ayuda y que, al disponer de un derecho de prenda sobre las acciones del Elche, cuenta con que siga protegiendo los intereses de la Unión Europea.

Compartir esta entrada: