La primera derrota… y el «amigo» Fabri

 Miguel Giménez ¦ 26/10/12 07:00 @gimenez_zamora

Era algo evidente que la primera derrota de este Elche de los récords de Escribá tenía que llegar. En estos niveles de profesionalismo, y en una Liga de 42 jornadas, de la dificultad de la Liga Adelante, es obvio.

Unos récords, que han traído de nuevo la ilusión a una ciudad muy futbolera como lo es Elche (el pasado domingo, volvió a quedar patente), a toda una hinchada que seguirá arropando a los suyos en una larga temporada con el fin de regresar de nuevo a la élite.

Lo raro, era la espectacular racha que llevaban hasta el momento, los hombres franjiverdes, que habían sumado 25 puntos de 27 posibles, logrando tener el mejor arranque de la competición, e igualando al Castellón, de hace 41 años, merced a ocho victorias y un empate, logrando estar invicto hasta que se cayó en el derbi regional en la Nueva Condomina.

Siempre un encuentro difícil y de gran rivalidad, con connotaciones distintas, ante un equipo, con calidad y que aspira a meterse en los playoffs.

Desde la propia plantilla franjiverde, nos avisaban y preparaban para la primera derrota de la temporada (no por ello, menos dolorosa que todas), siendo algo inevitable, como lo es que siempre nos gobiernen los mismos incompetentes (por decirlo suave), o el fallecimiento de aquel hombre moribundo y resignado con la vida, que desea morir en paz.

Lo malo, es que el amargor de la derrota, llegó mediante un penalti absurdo de Héctor Verdés, claramente evitable, y en uno de los desplazamientos de la “marea franjiverde” más masivos que se recuerdan (4.000 aficionados), desafiando incluso, al mal tiempo. Además de llegar ante un rival, como hemos citado arriba, de gran rivalidad.

También, el encuentro nos dejó una lesión importante. La primera de la temporada. Jordi Xumetra, será baja por una rotura parcial del ligamento del abductor derecho durante dos meses. El jugador de L’Estartit (Girona), estaba en su mejor momento.

Pero sólo es la primera piedra (nos encontraremos más), en el largo y sinuoso camino, si se quiere lograr el objetivo soñado.

Se puede respirar aliviado y tranquilo todavía, (Almería y Villarreal cayeron), manteniéndose más o menos las distancias en la tabla respecto a los perseguidores (exceptuando el Alcorcón). Aún siendo todavía muy pronto, siempre es un factor importante y a tener en cuenta. Sobre todo, en el estado de ánimo de la afición.

Aunque eso sí, se perdió la oportunidad, de poner otra “pica” en Flandes, aumentando distancias.

La hinchada franjiverde, puede seguir hacia el frente, con paso valiente. Creyendo y animando con firmeza a los suyos, disfrutando del gran equipo que ha formado Escribá, donde en el pasado derbi, pese a la derrota injusta en los compases finales del partido, el equipo no perdió en ningún momento el sitio en el campo (sobre todo en defensa), volviendo a demostrar nuevamente una gran madurez, pese a realizar, probablemente, el peor encuentro de lo que llevamos de temporada.

Nunca terminé de fiarme de estos murcianos (desde que puse allí pie en tierra), que aparecían con la piel de cordero antes del encuentro, por jugar ante el líder y ante su numerosísima afición, pero que volvieron a demostrar, que siempre serán un equipo a tener en cuenta. Ellos también son tenaces y jugaban como locales.

Habrá que seguir haciendo del Martínez Valero, un auténtico fortín (el equipo lo ha ganado todo), haciendo examen de conciencia y corrigiendo errores producidos en Murcia (como también se corrigen cuando se gana). Es en casa, dónde no se debe de escapar ningún punto.

Y en estas, después de la primera derrota de la temporada (el fútbol, nunca dejará de sorprendernos), aparece una persona “non grata” para el aficionado franjiverde, el “amigo” Fabri, que viene de dejar tirado al Huesca (tras su cese en Granada), al inicio casi de la Liga, para entrenar al Racing, que atraviesa actualmente bastantes dificultades, aunque es un recién descendido (ojo con ello).

El camino pues, vuelve a unir el del Elche con el del singular técnico, y qué mejor manera que darnos el gustazo de poder cobrarnos una doble “vendetta” por la pasada derrota y por los lamentables hechos acontecidos en esa infausta final de promoción a Primera ante el Granada.

Por ello, la afición franjiverde ha de volver a rugir el próximo domingo a las 18:00 horas, y el equipo de Escribá, volver a levantar orgulloso la cabeza en su feudo ante sus incondicionales.

Compartir esta entrada: