Refinanciar deuda corriente o aligerar fichas para aumentar el presupuesto

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) pone trabas al Elche para maniobrar sobre los 14 millones que fijó como tope para su plantilla 2014/15.

El Elche dispone de dos alternativas para apagar la necesidad de aumento del presupuesto destinado a la confección de la plantilla que impone la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y poder inscribir nuevas fichas de jugadores antes del cierre del mercado estival. Con la permanencia en Primera División, la institución fijó la cifra para esta temporada en 14 millones de euros, dos más que lo permitido para el curso anterior. Sin embargo, el club ilicitano sigue sin recibir el beneplácito del ente liguero para llegar a esa cantidad dado el pasivo corriente (de pago a corto plazo –menos de un año-) que contrajo con la empresa Los Serranos por la remodelación del estadio Martínez Valero y que aún no ha abonado.

Es uno de los caminos que podría tomar el Consejo de Administración que preside José Sepulcre: refinanciar la deuda con la constructora y modificar el concepto a ‘pasivo a largo plazo’ para poder asumirlo en una fecha superior al año desde su firma. La otra opción es quitarse de encima alguno de los contratos que ahora mismo disparan ese presupuesto como los de Toño o Sapunaru. También se dan por hechas las salidas de Anaba y Diego Rivas.

Compartir esta entrada: