Álex busca su rumbo

La llegada de Álex Fernández al Elche CF se concretó debido a una una mala noticia. Mandi se lesionó de gravedad en la segunda jornada liguera y se perderá el grueso de la temporada. Sin embargo, el ex canterano del Real Madrid trajo consigo una jugosa oportunidad: perfilar la propuesta asociativa que su entrenador y valedor, Alberto Toril, tenía en mente para el equipo.

Desde que pasara el tiempo mínimo prudencial para su acoplamiento, Álex Fernández es un fijo en las alineaciones franjiverdes. Sin embargo, su nivel no acaba de convencer a una afición que lo valoraba como una de las caras nuevas destacadas para la presente temporada. Si bien cuenta con la confianza de su míster, el centrocampista sabe que no está dando lo mejor de sí.

Desde su llegada, el conjunto ilicitano ha empatado en tres ocasiones (UCAM a domicilio y Nàstic y Córdoba como local), perdido en cuatro (Alcorcón y Sevilla Atlético fuera y Lugo y Levante fuera) y ganado en dos (Zaragoza y Huesca, como visitante) durante la Liga 1|2|3. El atípico dorsal ‘9’, que ha alternado un puesto en el doble pivote con el rol de mediapunta, no ha logrado incidir en el marcador hasta la fecha, ya sea anotando o dando la asistencia a uno de sus compañeros.

El regreso de Matilla tras sus dos partidos de sanción, refrendado con buenas sensaciones en el Sánchez Pizjuán, y el trabajo de Pelayo, unidos a una nueva derrota producida el pasado domingo, hacen que su plaza en la alineación presente más dudas de lo habitual en el próximo partido. No obstante, Toril confía en su fútbol y espera sacar lo mejor de él. La aparente continuidad del esquema utilizado y la poca presencia de Lolo le permitirán seguir poniéndose a prueba para conseguir ganarse el corazón de los aficionados.

 

Compartir esta entrada: