El equipo convence al Martínez Valero

Los 7.363 aficionados que han asistido al Martínez Valero llegaron sin saber qué cara iba a mostrar el conjunto franjiverde, que saltó al césped con una camiseta en apoyo a Mandi: si la buena que ofreció ante el Rayo Vallecano o la cara mala ante el Girona. Nada más empezar, los ilicitanos animaron a su equipo, la ilusión se notó en el ambiente y afloró en tan solo dos minutos con el gol de Pablo Hervías.

La alegría siguió durante toda la primera parte y se pudo comprobar con los bombos y cánticos que sonaban en las gradas. En la segunda mitad, el Tenerife se acercó más a la portería ilicitana . Juan Carlos, que ha sido cuestionado por algunas voces, logró salvar al equipo de algunas ocasiones de gol. Poco a poco, el cancerbero franjiverde se fue ganando la confianza de los aficionados y de todos aquellos que dudaban de él.

La afición volvió a estallar de júbilo cuando en el minuto 68 llegaba el segundo gol del Elche gracias a un penalti lanzado por Pedro. Más tarde, un penalti en contra de los locales puso a los seguidores nerviosos. Por suerte, Juan Carlos paró el penalti, aunque el Tenerife hizo raudo el 2-1. La grada animó con fuerza tras el gol de los visitantes y eso contribuyó a que Hugo Fraile sentenciara el partido cerca del final.

 

La actuación de Nino recibió vítores, así como los tuvo Hervías tras salir sustituido por lesión. El extremo logroñés abrió la lata y se mostró activo. En cambio, antes del descanso se escuchó el grito de “Directiva dimisión” por parte de un sector del estadio, al que asistieron los entrenadores José Bordalás, Luis García Plaza y Claudio Barragán.

Compartir esta entrada: