La afición se prepara para la guerra del ascenso

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

No fue la mejor entrada de la temporada, pero sí se vivió el ambiente más caliente del curso. La afición del Elche peleó contra promociones, situaciones deportivas e institucionales y arbitrajes para dejarse la garganta por los suyos en un encuentro que terminó en empate, pero que corroboró la buena sintonía entre la grada y el equipo de Pacheta.

7.154 espectadores se dieron cita en el Martínez Valero, lo que deja a la visita del líder Mallorca como la sexta mejor entrada de la campaña en Liga, por detrás de los duelos frente a Villarreal B, Ebro, Atlético Baleares, Peralada y Ontinyent. Una cifra que dejará dinero en las maltrechas arcas franjiverdes (debe servir para ponerse al día con los pagos a empleados), pero que sirve de aviso a la Directiva. Contra el Lleida es necesaria una promoción que realmente enganche y una al franjiverdismo.

Seguros AXA

La grada animó desde el minuto 1 y al ambiente festivo ayudó también el colorido que aportó la afición del Mallorca, que ocupó la zona destinada a los visitantes, en la zona de Anillo. Los baleares también se dejaron sus gargantas, incluso desde el calentamiento de sus futbolistas.

Polémica y pasión

Entrados en harina, los decibelios se dispararon con la acción polémica del penalti a Josan no señalado en el segundo tiempo, que derivó en amonestación a Manuel Sánchez y expulsión a Pacheta. Desde ahí hasta el final, la grada mostró su malestar al colegiado de forma continua. Ni siquiera las expulsiones tardías al Mallorca calmaron los ánimos. Nino fue ovacionado al salir al terreno de juego y, como anécdota, se oyeron pitos y reproches a José Ángel, exfranjiverde ahora en el conjunto bermellón.

El final del partido sirvió para demostrar que la afición del Elche se ha enganchado ya de pleno a la batalla por el ascenso. El equipo fue despedido con una sonora ovación. No hubo victoria y no habrá guerra hasta la jornada 38 por el primer puesto del grupo, pero el duelo ante el líder sirve para, como pedía Fran Escribá en DF el pasado viernes, escenificar lo que es un hecho: la unión entre afición y plantilla.

Foto: Francisco Maciá.

Compartir esta entrada: