Siempre a tu lado

Rc Sala de Juegos

He muerto y he resucitado,
con mis cenizas un árbol he plantado,
su fruto ha dado y desde hoy algo ha empezado.
He roto todos mis poemas,
los de tristezas y de penas
y lo he pensado y hoy sin dudarlo, vuelvo a tu lado.
Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.
Ya no persigo sueños rotos,
los he cosido con el hilo de tus ojos
y te he cantado al son de acordes aún no inventados.
Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.

La letra que introduce este tema es de una de las canciones más reconocida de Los Secretos. «Pero a tu lado» es un himno que perfectamente podría reproducir el sentimiento franjiverde. Morir, resucitar, volver a empezar… Romper, pensar y volver al lado del Elche sin dudar. Ayudar, soñar, pero siempre al lado de un club de fútbol del que el aficionado quiere formar parte, aunque las circunstancias deportivas o institucionales no inviten a ello.

A leer la frase «Siempre a tu lado» como parte del tifo que se desplegó en Fondo Norte a la salida de los jugadores al terreno de juego no podía haber otro titular y entradilla para el tema de afición del Elche-Sporting B. 15524 espectadores que ofrecieron una bonita imagen de lo que debe ser el Martínez Valero. No se superó, por poco, la cifra del día del Real Murcia, aunque aquella tarde hay que recordar que había más de tres mil visitantes en el graderío.

Seguros AXA

La tarde empezó con otro gran recibimiento al equipo, tanto a su llegada en autobús como a su salida para empezar el choque. Atronó el «Aromas Ilicitanos» en uno de los mejores sonidos desde la época de Primera División. Los nervios se notaron pero la animación, especialmente desde los fondos, no se detuvo ni con el 0-1.

La locura, obviamente, llegó en el último cuarto de hora. Los dos goles de Nino desataron la euforia en la grada, especialmente el segundo en el tiempo de descuento. Alguno incluso se fue con el obsequio de la camiseta del héroe. Nino se quitó la zamarra franjiverde y la perdió durante la celebración. Tuvo que pedir otra al banquillo y quedarse fuera del terreno de juego hasta el pitido final del colegiado.

Después siguió la celebración tanto en el interior del estadio como en el exterior. Gran parte de los seguidores no se marcharon al final del partido y provocaron que el equipo volviera a salir al terreno de juego para ser ovacionados. Se les inyectó aún más moral de cara al partido de vuelta en Gijón y Nino fue el más ovacionado de todos. Minutos más tarde, a la salida del recinto, volvieron a ser agasajados.

SUSTO CON UN TRABAJADOR DE SEGURIDAD

El susto del partido llegó tras un disparo de Javi Flores que impactó en uno de los trabajadores de seguridad del estadio Martínez Valero, que necesitó de atención médica y fue evacuado. El propio futbolista se interesó por su estado de salud al finalizar el choque, acercándose a preguntar a compañeros del afectado. Tras el partido, colgó en sus redes sociales un mensaje de ánimo e informó que el trabajador pasaría la noche hospitalizado en observación por precaución.

Fotos: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: