Afición y equipo, de menos a más

Casi 23.000 espectadores se han dado cita esta tarde en el Martínez Valero para presenciar el empate a dos entre el Elche y el Córdoba. No hubo viaje organizado del equipo andaluz, por lo que solo se han dejado ver algunos aficionados repartidos por el estadio, y ataviados con sus camisetas, bufandas y banderas blanquiverdes. En este encuentro la afición local ha ido de la mano del equipo. Ambos empezaron con fuerza los primeros minutos hasta que se produjo a los 5’ el penalti a favor para el Elche, pero con el fallo de Jonathas, la afición se fue apagando, máxime cuando el Córdoba logró el 0-1 solo unos minutos después.

Las gradas de animación tiraron del carro durante los 90 minutos, aunque unos con más capacidad que otros: y es que por una lado, ‘Unión Franjiverde’ dieron colorido con banderas y pancartas; y por otra, ‘Sixto Marco’ solo contaron con su voz para alentar al equipo, ante la imposibilidad que tienen de introducir megáfono, bombo, o cualquier elemento de animación, con el consiguiente agravio entre una y otra. Sea como fuere, con el final del primer tiempo se escucharon algunos pitidos de camino a túnel de vestuarios, y es que la imagen del Elche en la primera mitad no fue buena. Tras la reanudación los aficionados alentaron a los suyos confiando en la reacción, pero llegó el segundo gol visitante.

Un jarro de agua fría que hizo temer lo peor a los aficionados franjiverdes. Afortunadamente solo tres minutos después llegó otro penalti a favor del Elche, y esta vez Lombán, lo transformó en gol. El tanto dio alas al equipo y la afición apretó de lo lindo junto a ellos hasta lograr el empate. Y cuando todos iban en volandas, paradójicamente todo se enfrió. Tras lograr lo más difícil, el Elche no mató el partido, pareció conformarse con la heróica y contagió a una afición que no apretó en la recta final, viendo que en el campo los jugadores se relajaron en exceso. Al final, reparto de puntos y sabor agridulce para una afición que creyó en la victoria, y al final debió de conformarse con un empate, que visto lo visto evitó que el Elche se convirtiera en el nuevo colista de La Liga.

Compartir esta entrada: