Adrián Jiménez, polivalencia para la zaga del Elche

El Elche sigue construyendo su proyecto para la próxima temporada desde los cimientos. El club ilicitano ha oficializado la contratación de Adrián Jiménez, defensa zurdo de 24 años que ha jugado en el Toledo cedido por el Alcorcón las dos últimas campañas. Llega libre tras desvincularse de la entidad alfarera y firma por dos temporadas. Será presentado próximamente.

Adrián Jiménez Gómez (Madrid, 1992) es un zaguero seguro, rápido y con buen manejo de balón. Mide 1.87 metros. Puede actuar tanto de central como de lateral izquierdo. Pasó en sus inicios por varios equipos madrileños, Juventud Móstoles, Rayo Vallecano, Colonia Moscardó y Atlético Pinto, antes fichar en 2013 por el Real Valladolid B, con el que consiguió un ascenso a Segunda B.

Vistió un año de blanquivioleta y posteriormente se incorporó al Alcorcón, donde jugó en su filial en el curso 2014/2015. Su notable rendimiento en el filial alfarero le valió para hacer la pretemporada con el primer equipo, cuyo entrenador en aquel momento, Juan Ramón López Muñiz, decidió que se marchara a préstamo a una escuadra de Segunda B para que jugase con más asiduidad y adquiriese experiencia. Su destino fue el Toledo, al que se marchó cedido en el mercado estival de 2015.

Sus inicios en el conjunto verde fueron difíciles, ya que su técnico, Onésimo Sánchez, tan solo le dio minutos en cinco de los doce primeros partidos de Liga, tres de ellos como suplente. Sin embargo, con el traspaso al Llagostera del lateral zurdo titular, Álex Cruz, ganó peso en sus planes y se convirtió en un habitual en las alineaciones del Toledo en la segunda vuelta, alternando la posición de central y lateral izquierdo. Acabó la Liga con 29 partidos disputados, 26 como titular, y tres goles. El cuadro castellano-manchego se clasificó para el playoff como cuarto clasificado del Grupo II y eliminó en la primera ronda al Real Murcia (global: 1-2), al que le marcó un gol en Nueva Condomina, pero cayó en la segunda frente al Hércules (global: 3-2). El técnico del cuadro alicantino era Vicente Mir, quien ha tenido un gran peso en su fichaje. Y además, Acciari, nuevo entrenador del Ilicitano, dirigía al equipo pimentonero, por lo que también conoce sus cualidades.

Al término del curso, Adrián Jiménez regresó al Alcorcón, que valoró positivamente su primera estancia en el Toledo y amplió su contrato por dos temporadas más, hasta junio de 2018, pero no lo suficiente como para formar parte de la plantilla, que dirigía Cosmin Contra. Estuvo a prueba el pasado verano en el Carl Zeiss Jena alemán, que tiene como dueño a Romain Duchatelet, que también es el máximo accionista del club amarillo, pero regresó para irse de nuevo a préstamo al Toledo.

En su segunda campaña con la zamarra verde, el defensa madrileño se convirtió en una pieza indiscutible para Onésimo, asentándose en la banda izquierda de la zaga. El Toledo mejoró su temporada pasada y volvió a jugar la fase de ascenso, esta vez entrando como segundo del Grupo II. No obstante, estuvo peor en la promoción, pues el Atlético Baleares, cuarto del Grupo III, en el que estará el Elche el próximo campeonato, le apeó en la primera ronda (global: 2-3). Adrián Jiménez jugó 42 partidos, sólo uno como suplente, y marcó tres goles. Uno de ellos dio la vuelta al mundo al anotar con un disparo a la altura de la línea divisoria.

A pesar de su buen nivel en uno de los equipos punteros de Segunda B, el Alcorcón ni siquiera esperó a saber en qué división competiría para prescindir de Adrián Jiménez y de otros dos jugadores que tenía cedidos en la categoría de bronce, Luis Milla (Fuenlabrada) y Fernando Román (Hércules).

Según El digital Castilla-La Mancha, el Toledo realizó una propuesta al defensa madrileño para que continuara enrolado en sus filas, esta vez en propiedad, pero Adrián Jiménez se ha decidido por la del Elche. «Mi primera opción es el Toledo si sigo jugando en Segunda B, eso lo saben ya», dijo en una reciente entrevista a Sexto Anillo. Una afirmación que finalmente no se ha cumplido.

Adrián Jiménez se convierte en la cuarta incorporación del Elche para su proyecto en Segunda División B tras Gonzalo Verdú, José Juan y Peris. Jorge Cordero sigue moviéndose en el mercado para conformar la plantilla franjiverde comenzando por los cimientos: la portería y la defensa.

Compartir esta entrada: