«Tengo molestias en los abductores, pero no es nada grave»

Aarón, que a lo largo de la semana ha tenido que retirarse antes de los entrenamientos, se muestra «tranquilo» respecto a su futuro porque nadie en el club le ha comunicado nada.

Esta semana, en la concentración del equipo en las instalaciones del hotel Real Club de Golf de Campoamor, ha sido habitual ver cómo Aarón Ñíguez tenía que subirse al carrito que les transporta de un lado a otro para retirarse antes de tiempo del entrenamiento. Sus molestias le han frenado estos días pero el futbolista ilicitano no le da mayor importancia: “Me han surgido problemas en los abductores pero no es nada grave ni fuera de lo normal en una pretemporada. He tenido que parar en dos sesiones y reducir la carga de trabajo”.

Estos problemas que el extremo ha arrastrado se suman a la lesión que le mantuvo apartado de los terrenos de juegos en el último tramo de Liga, aunque para el propio futbolista esa lesión ya forma parte de la historia. “Las molestias no tienen que ver con la lesión que tuve y sí es cierto que llevo tiempo sin estar al 100% y eso trae consecuencias porque el cuerpo necesita acostumbrarse. La del curso pasado era una molestia, pequeña rotura y difícil de controlar en el isquio y forcé mucho. El nervio ciático pasaba por ahí y me molesta”, ha explicado el franjiverde.

Aarón Ñíguez está tranquilo en lo que respecta a su futuro. Nadie en el club se ha dirigido hacia él para comunicarle nada al respecto y cree que el entrenador siempre le ha dado su total confianza, aunque siempre le ha exigido más. Para el próximo año, su principal deseo es que las lesiones se mantengan alejadas de él y no volver a repetir el calvario por el que atravesó el curso anterior porque sostiene que un futbolista no es feliz si no entrena ni está con la pelota.

Compartir esta entrada: