Toril defiende su marca

Alberto Toril, entrenador del Elche, defendió su estilo en la previa del partido ante el Rayo Vallecano que entrena Rubén Baraja, ex técnico del equipo ilicitano, cuyo estilo es muy diferente. El cordobés reiteró que su estilo es innegociable y se negó a especular con la necesidad de puntos para ambos equipos, más allá de que sus dinámicas sean negativas. “Queda mucho. Ellos están más presionados porque su exigencia es alta. Nosotros estamos con confianza y energía”, afirma Toril.

Pese a reconocer que los resultados no están acompañando, el entrenador se mantiene en su idea de juego. “Tenemos una ida de juego y el equipo se siente cómodo. Prefiero hacer méritos para ganar porque así seguro que en algún momento ganas. Es el camino más corto. Las sensaciones siempre son buenas pero se nos van los partidos por pequeños detalles“, lamenta Toril, quien pide a su equipo que esté atento a los pequeños detalles en Vallecas “porque es el campo más pequeño de la categoría y si no es así no hay nada que hacer”.

Toril pronostica un encuentro disputado ante un Rayo del que comentó que ha cambiado su forma de jugar desde la llegada de Baraja. “Antes era más vertical y dinámico, más acorde a sus jugadores, y ahora es más compacto y con menos alegría en ataque“, dice el entrenador, quien cree que el punto débil del rival está en su defensa, a la que no ve veloz.

El técnico resta importancia a su duelo con Baraja, del que valora que hizo “un buen trabajo con las dificultades que tuvo, como también estamos intentando hacer nosotros con nuestras dificultades”. Eso sí, deja claro que no comparte su visión del juego.  “Cada uno tiene su estilo y al final veremos dónde está cada uno“, comenta el cordobés, quien reitera que el Elche pretende ser “peligroso y hacer goles”, si bien asume que debe reducir los goles encajados.

Soy crítico. Llevábamos una buena línea hasta Navidad, pero ahora hemos encajado cinco goles  por errores de bulto y eso tenemos que corregirlo. Si lo hacemos daremos un paso adelante”, dice Toril, quien achacó esos fallos a un problema de “concentración”.

El rival

El entrenador del Elche califica al Rayo como un equipo de Primera que compite en Segunda y al que ve con potencial suficiente para estar arriba al final de la temporada. “El problema es que no es lo mismo jugar en esta categoría, que es complicada y a la que cuesta adaptarse”, asegura. ” Si despierta y está cómodo al final estará arriba. Tiene un presupuesto muy grande, como Getafe y Levante, y lo normal es que cuando arranquen estén arriba”, argumenta.

Toril se muestra abierto a la llegada de algún refuerzo más, aunque no especificó en qué posición. “Puede ser de ataque o de defensa. Que sea bueno y que pueda ser titular, no para rellenar“, precisa el técnico, quien recuerda que en los últimos días de mercado se abren opciones que parecían inalcanzables. “Si es de ataque mejor, porque me gusta castigar al rival”, precisa.

El entrenador también ha anunciado que Eldin, al que desea proteger de la ansiedad, puede regresar al equipo ante el Girona, mientras resta importancia a la lesión de Borja Valle. “No será más de diez días”. comenta Toril, quien elogia el crecimiento de Liberto y anuncia que Pedro, pese a estar recuperado, no está aún para jugar los 90 minutos. El cordobés también ha confesado que su gran duda es Pelayo, quien ha acusado problemas físicos durante la semana.