Entradas

Muy tocado y casi hundido

El Elche está al borde del precipicio de la Segunda División B. 21º con 43 puntos, está a tres puntos de la permanencia a falta de seis por disputarse y podría bajar matemáticamente esta jornada si no gana frente al Cádiz (domingo, 20:00 horas). Una situación derivada por una lamentable línea de resultados, con 4 puntos sumados de los 30 últimos en juego, que han dejado a los franjiverdes muy tocados y casi hundidos. El empate contra el Reus (1-1) el pasado domingo cortó una racha de seis derrotas seguidas, la peor de la historia del club, pero fue insuficiente para sus aspiraciones de salvación. No obstante, todavía pueden agarrarse a sus opciones de permanecer en la categoría de plata.

Todo pasa por ganar a Cádiz y Real Oviedo en las dos últimas fechas de la competición y esperar a que los resultados de sus rivales directos sean favorables a sus intereses, ya que no depende de sí mismo. Mallorca, Alcorcón, Nàstic de Tarragona (que marca la zona de salvación), Almería, UCAM Murcia, Real Zaragoza, Numancia y Córdoba gozan de un panorama más ventajoso. Y además, el equipo ilicitano sólo tiene el golaveraje particular ganado a los catalanes. Con murcianos y baleares está empatado, pero ambos tienen mejor diferencia de goles; y con el resto, perdido.

El Cádiz, próximo rival del Elche, se encuentra en plena lucha por disputar el playoff. Quinto con 61 puntos, su racha de cuatro empates consecutivos, el último ante el Sevilla Atlético (3-3), ha provocado que su ventaja respecto al séptimo se reduzca a dos puntos. Y desde que venció al Rayo Vallecano (1-0) el 12 de marzo, acumula una derrota y cuatro empates seguidos en el Ramón de Carranza, que será una olla a presión para la cita del domingo. La entidad ilicitana costeará la entrada y el billete de bus a los aficionados que deseen desplazarse a la capital gaditana.

Y los blanquiverdes concluirán la Liga contra el Real Oviedo (sábado 10/6, 20:30 horas), que esta jornada podría decir adiós a sus escasas opciones de promoción, zona que tiene a cinco puntos. Octavo con 55 puntos, sólo ha sacado tres puntos de los 21 últimos y no gana fuera de casa desde el 25 de marzo. Un nuevo tropiezo el domingo ante el Sevilla Atlético o una victoria que no fuera acompañada de derrotas de rivales directos supondría que llegaría al Martínez Valero sin nada en juego. De todas maneras, el Elche también podría encarar la última jornada sin posibilidades matemáticas de alcanzar su objetivo.

Para soñar con la salvación, el cuadro ilicitano deberá encadenar dos triunfos seguidos, algo que no ha conseguido en las 40 jornadas anteriores de la competición. Los números y las sensaciones invitan al pesimismo. Pero como dijo Pelayo tras el choque ante el Reus, “hasta que haya vida, hay esperanza”.

Así está la parte baja de Segunda División a dos jornadas del final

Un empate insuficiente (1-1)

El Elche falló en otra final por la salvación. Se dejó hasta la última gota de sudor sobre el césped, pero eso no sirve de consuelo. El equipo ilicitano sumó un punto insuficiente al empatar a uno contra el Reus en un partido en el que lo intentó de todas las maneras para llevarse una victoria que se antojaba clave para lograr la salvación, pero su empuje no estuvo acompañado de remate y pegada. Vítor Silva adelantó a los catalanes en el minuto 72 y Sory Kaba igualó poco después.

Vicente Parras realizó tres cambios en la alineación: Álex Fernández entró por el sancionado Pelegrín, provocando que Josete pasara a formar en el centro de la zaga junto a Túñez, Borja Valle regresó tras cumplir ciclo de amarillas por Liberto y Nino jugó arriba por Sory Kaba. Por su parte, el entrenador del Reus, Natxo González, devolvió la titularidad a Alberto Benito y Ramón Folch, sancionados la pasada jornada, y apostó por Chrisantus en la punta del ataque.

El Elche salió fuerte, con presión alta a la salida del rival y acumulando gente por dentro para combinar, y generó dos claras ocasiones a los pocos minutos de juego. Una falta lateral botada por Hervías y desviada peligrosamente por R. Folch obligó a Edgar Badía a meter la mano para despejar a córner. Y Borja Valle se sacó un latigazo desde la frontal que rozó el palo.

Con el paso de los minutos, el Reus, que acudía al Martínez Valero con la tranquilidad de tener la salvación en el bolsillo, igualó las fuerzas y generaba inquietud cada vez que apretaba a la endeble zaga franjiverde. Sin embargo, tan solo dispuso de una oportunidad reseñable en toda la primera mitad: un disparo de Fran Carbià desde fuera del área que repelió Juan Carlos con una buena parada.

Sobre el tapete se percibía que la necesidad era mayor para los franjiverdes, que trenzaban acciones ofensivas con empuje y cabeza. Edgar Badia respondió con acierto al potente disparo de Pelayo para evitar el gol. Rozando la media hora del choque, Vicente Parras tuvo que gastar uno de sus cambios porque Josete se lesionó tras un sprint. El ilicitano se marchó sustituido por José Ángel.

El Elche apretó el acelerador en el último tercio del primer periodo en busca de un gol que, en ese momento, le hubiese sacado del descenso debido a los resultados favorables en otros cambios. Pelayo, uno de los hombres más activos de la primera mitad junto a Fabián, dispuso de dos oportunidades: un tiro desde la frontal tras una dejada de Nino que no cogió portería y un cabezazo en el segundo palo que pegó en el lateral de la red. El propio Nino protagonizó la última antes del descanso poniendo un centro envenenado que golpeó en el poste y atrapó Edgar Badia con apuros.

Tras el paso por vestuarios, el cuadro ilicitano comenzó la reanudación de forma fulgurante. Así logró embotellar al Reus en su campo y continuar creando intentonas a base sobre todo de centros laterales. De nuevo Pelayo y Borja Valle llevaron el ‘uyyy’ a la grada con sendos remates que rozaron el palo.

Aunque Guzzo, que ingresó en la segunda mitad, avisó en un tiro dentro del área que Juan Carlos solventó con éxito, el balón estaba prácticamente de forma permanente en el campo catalán. Sin embargo, el Elche adolecía de remate y sus numerosos centros al área que acababan sin destinatario. Para tratar de solucionar esto, Parras metió a Malonga para contar con más presencia atacante.

Y con tanto ímpetu, el Elche dejaba espacios a su espalda, una circunstancia que el Reus aprovechó en el minuto 72 para adelantarse en el marcador. Vítor Silva batió por bajo a Juan Carlos tras deshacerse de José Ángel con un sencillo regate en el área.

El Martínez Valero cayó en la tristeza y el enfado y parte de la afición comenzó a gritar contra los jugadores, pero recobró la energía positiva enseguida al restablecerse la igualada poco después. Sory Kaba, que acababa de saltar al campo, cabeceó de forma inapelable un centro de Malonga para el que Edgar Badia no pudo hacer nada. Fin a una sequía de tres partidos sin marcar.

El 1-1 espoleó a los blanquiverdes para buscar el necesario gol del triunfo, prácticamente indispensable para seguir esperanzado con la salvación. 15 minutos tenía para conseguirlo, y echó el resto para ello, pero no lo consiguió cuando más lo necesitaba. Hervías realizó un centro desde la derecha que se estrelló en el larguero, el árbitro anuló un gol a Pelayo por fuera de juego y un cabezazo de Borja Valle se marchó por encima del larguero. Ese fue su bagaje de ocasiones en la recta final. Y el resultado pudo ser peor, pues Guzzo tiró alto ante Juan Carlos con todo a favor para liquidar definitivamente al Elche.

21º con 43 puntos. Tres puntos separan al equipo ilicitano de la salvación, que marca el Nàstic, a falta de dos partidos para la conclusión de la Liga. Le queda visitar al Cádiz y recibir al Real Oviedo, dos conjuntos que luchan por disputar el playoff. Hasta para los más optimistas es difícil creer en la permanencia. Pero hasta que las matemáticas dicten sentencia, el Elche está obligado a seguir peleando hasta la extenuación para eludir el descenso a Segunda División B. Y hasta que no pasa el último cura, no se acaba la procesión.

Ficha técnica

Elche: Juan Carlos; Rober Correa (Sory Kaba, min 75), Josete (José Ángel, min 29), Túñez, Iriondo; Fabián, Álex (Malonga, min 67); Hervías, Pelayo, Borja Valle; y Nino.

Reus: Edgar Badia; A. Benito, Atienza, Olmo, Ángel M. (J. Miramón, min 54); López Garai, R. Folch; Vítor Silva, David Haro, Fran Carbià (Guzzo, min 45); y Chrisantus (Melli, min 82).

Goles: 0-1, Vítor Silva (min 72); 1-1, Sory Kaba (min 76).

Árbitro: Francisco Manuel Arias López (comité cántabro). Amonestó por parte del Elche a Borja Valle (min 81) y por parte del Reus a Ángel M. (min 46), Olmo (min 56)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 40 de la Liga 1|2|3 disputado en el Martínez Valero ante 9.938 espectadores

El Elche tiene la exigencia de vencer al Reus, virtualmente salvado, para seguir con opciones de permanencia · Parras recupera a Borja Valle pero Pelegrín, sancionado, mantiene la cifra de ocho bajas

“Sólo veo la opción de ganar”. Así de claro se mostró Vicente Parras para hablar del Elche-Reus, una nueva final para los suyos. El equipo ilicitano tiene la exigencia de vencer a los catalanes, que llegan a la ciudad de las palmeras prácticamente salvados, si quiere continuar con esperanzas de eludir el descenso a Segunda División B. El panorama es desalentador: penúltimo a dos puntos de la salvación a falta de nueve por jugarse, sumido en la peor racha de derrotas seguidas de su historia y plagado de lesiones. Pero los franjiverdes únicamente quieren centrarse en sacar su mejor fútbol en el momento de mayor necesidad para conseguir un triunfo vital que pueda revertir su dinámica. El Martínez Valero registrará una buena entrada gracias a la promoción de entradas del club.

El escandaloso desplome del Elche, con tres puntos sumados de los 27 últimos, ha generado una situación dramática. Seis derrotas consecutivas, varias de ellas contra rivales directos, han provocado su caída al 21º puesto con 42 puntos, a dos del 18º, que marca la zona de permanencia. Las cuentas parecen claras. A tres jornadas para el final, está obligado a sumar mínimo siete de los nueve últimos puntos para tener posibilidades de continuar en Segunda una temporada más. Una cifra menor prácticamente le condenaría al ‘pozo’. Y por el contrario, un pleno de victorias le aseguraría la salvación. Pero la cuestión es si los franjiverdes, que pasan por un mal momento físico y mental, tienen la capacidad para ganar dos partidos. Porque, además, su calendario es poco esperanzador.

El equipo ilicitano lamenta que su horrible dinámica y los puntos perdidos contra Mallorca y Mirandés en el tiempo añadido le obligue a no depender de sí mismo, pero esta semana ha tratado de evadirse (por ello la concentración en Pinatar Arena) y sólo piensa en ganar al Reus sin estar pendiente de lo que hagan los demás. “Cada partido hay que vivirlo con independencia del resto”, dijo Parras en rueda de prensa, quien desea que a la cuarta semana en el banquillo del primer equipo llegue la vencida. Para ello, espera que los jugadores luchen “cada balón como si fuese el último” y que no bajen “los brazos al primer error”.

El preparador franjiverde afronta otro encuentro con una extensa lista de bajas, ocho en total, y deberá modificar la alineación por la suspensión de Pelegrín por acumulación de amarillas. José Ángel apunta a ser su reemplazo. La nota positiva la pone Borja Valle, que vuelve a estar disponible tras cumplir sanción y posiblemente será titular por Liberto. Las mayores dudas están en el mediocentro y arriba. Fabián parece fijo en la medular, pero su acompañante no está claro. La terna de candidatos la conforman Álex, Josete y Pelayo. Y en la zona más adelantada, la pareja Nino-Sory Kaba es la opción más probable. Álex y Nino fueron suplentes en Getafe y regresarían al once.

Reus, un debut en Segunda para enmarcar

Por su parte, el Reus acude al Martínez Valero virtualmente salvado y con remotas opciones de disputar el playoff. Está realizando un debut en Segunda para enmarcar, pudiendo presumir de ser el conjunto más solvente en defensa y que mejor rentabiliza sus goles. Aunque prácticamente haya cumplido su principal cometido, a buen seguro que mantendrá el pistón alto y mostrará su cara habitual, la de un equipo correoso y difícil de batir.

El cuadro rojinegro es 11º con 51º puntos, a nueve del playoff y ocho por encima del descenso. Sus partidos suelen contar por pocos goles, pues es el equipo menos goleado y el segundo menos anotador: 27 goles en contra y 28 a favor. La pasada jornada, venció por 2-1 al Sevilla Atlético, y su último choque como foráneo se saldó con una derrota por 1-0 ante el Córdoba. Fran Carbià y Máyor son sus máximos realizadores con siete dianas cada uno.

El técnico del Reus, Natxo González, recupera a Alberto Benito y Ramón Folch tras cumplir sanción, pero tendrá la ausencia de David Querol por lesión. Atienza y el citado Máyor serán duda hasta última hora.

Posibles alineaciones

Elche: Juan Carlos; Rober Correa, José Ángel, Josete, Iriondo; Hervías, Fabián, Álex o Josete, Borja Valle; Nino y Sory Kaba.

Reus: Edgar Badia; J. Miramón, Olmo, Atienza o Melli, Ángel Martínez; López Garai, R. Folch; Jorge Díaz, Fran Carbià, Vítor Silva; y Edgar.

Árbitro: Francisco Manuel Arias López (comité cántabro).

Estadio: Manuel Martínez Valero (domingo, 18:00 horas).

Un calendario poco esperanzador

Uno de los mayores temores del entorno del Elche era que el equipo no tuviera sellada la permanencia antes del último mes de competición por la dificultad de sus cuatro últimos rivales. Un temor que se ha cumplido debido a una racha de cinco derrotas consecutivas que ha propiciado su caída zona de descenso a Segunda B. La sexta derrota seguida, que estableció una racha inédita en la historia franjiverde, llegó la pasada jornada ante el Getafe, que dio un paso más para asegurar el playoff y, unido a la victoria del Mallorca ante el Almería, derivó en que el Elche bajase a la penúltima plaza con 42 puntos, a dos de la permanencia.

Para tratar de salvar la categoría, el cuadro ilicitano está obligado a sumar al menos siete de los nueve últimos puntos en juego para alcanzar los 49 y esperar a que sean suficientes. Pero lo cierto es que su calendario para conseguir dicha cantidad o más, algo que no ha hecho en bloques de tres partidos en todo el campeonato, es poco esperanzador. El Elche es el único conjunto de la parte baja de Segunda que finalizará la Liga contra tres rivales de la mitad superior de la tabla: Reus, Cádiz y Real Oviedo.

Los catalanes visitarán el Martínez Valero con la permanencia en el bolsillo. 11º con 51 puntos, ha superado con cierto margen la cifra marcada por todos los equipos para considerarse salvados, un gran mérito al ser la campaña de su debut en la categoría. Y todavía conservan opciones remotas de playoff, puestos que tienen a seis puntos de distancia. El Reus es posiblemente el adversario menos propicio para que los franjiverdes acaben con su sequía de tres partidos sin marcar, pues es el equipo menos goleado de Segunda con 27 tantos en contra. Pero, por otro lado, también es el segundo menos anotador con 28 goles a favor.

El a priori mayor escollo que le queda al Elche es la visita al Cádiz en la penúltima jornada. El equipo amarillo es 5º con 60 puntos, y aunque podría medirse a los ilicitanos con el playoff en el bolsillo, a buen seguro que deseará la mejor plaza de cara a los posibles enfrentamientos. Acumula ocho fechas seguidas sin perder, si bien empató en siete de ellas, y sólo ha conocido la derrota en casa en tres ocasiones este curso en Liga.

Y el conjunto ilicitano cerrará esta desastrosa temporada recibiendo al Real Oviedo. El cuadro carbayón acumula seis encuentros sin perder, lo que ha ocasionado su salida de los puestos de playoff. Ahora es 8º con 55 puntos, a dos de la sexta plaza, que ocupa el Real Valladolid. Si no consigue revertir a tiempo su dinámica, podría aterrizar en la ciudad de las palmeras sin nada en juego, una circunstancia que sería ventajosa para el Elche si llega a la última jornada con opciones de salvación.

El equipo de Segunda con más derrotas

La histórica racha de seis derrotas seguidas ha provocado que el Elche sea el equipo de Segunda que más partidos ha perdido en las 39 jornadas disputadas. Con 19 derrotas, supera las 18 de Almería y Mirandés.

Esta cifra de derrotas es la misma que sufrió en la temporada 2014/2015, la última en Primera División, y en las campañas 2011/2012 y 1997/1998, ambas en Segunda. En esta última, descendió a la categoría de bronce.

Calendario de los rivales directos del Elche

Mirandés: Almería (V), Mallorca (L) y Numancia (V)

Mallorca: Numancia (L), Mirandés (V) y Getafe (L)

Nàstic: Girona (L), Tenerife (V) y UCAM Murcia (L)

Alcorcón: Tenerife (L), UCAM Murcia (V) y Lugo (L)

Almería: Mirandés (L), Getafe (V) y Reus (L)

Córdoba: Real Oviedo (L), Rayo Vallecano (V) y Girona (L)

Más cerca de la tragedia (2-0)

El Elche da otro paso más hacia la tragedia del descenso a Segunda División B. El equipo ilicitano perdió sin paliativos por 2-0 ante un Getafe que superó ampliamente a su rival y cuya victoria no fue más abultada porque le faltó más acierto en sus varias ocasiones. Jorge Molina liquidó a los franjiverdes con un doblete.

Vicente Parras realizó una auténtica revolución en la alineación del Elche, que presentó seis novedades, algunas de ellas por cambios obligados: Pelegrín, Túñez, Hervías, Pelayo, Liberto y Sory Kaba entraron por José Ángel, Álex, Pedro, Borja Valle, Guillermo y Nino. Por su parte, el técnico del Getafe, José Bordalás, realizó dos variaciones en el once madrileño, uno de ellos significativo: Guaita relevó a Alberto en la portería y Álvaro reemplazó a Pacheco.

El cuadro azulón dominó prácticamente de principio a fin, y tras varios avisos, encontró el premio del gol en el minuto 19. Jorge Molina cabeceó a la red un saque de esquina para adelantar a los locales. Otra jornada más, el Elche encajó un tanto a través de una jugada a balón parado.

La única oportunidad clara de los franjiverdes en el primer periodo fue un remate de cabeza de Pelegrín al saque de una falta botada por Hervías que pasó rozando el palo de la meta azulona.

El Elche comenzó con fuerza en la reanudación y dispuso de varios acercamientos que finalizaron sin éxito. Y rozando la media hora de juego del segundo periodo, Jorge Molina sentenció la contienda cazando de volea un balón suelto dentro del área. La incapacidad defensiva ilicitana volvió a quedar patente. Con el 2-0, los últimos compases fueron prácticamente intrascendentes.

El cuadro ilicitano encaja su sexta derrota consecutiva y continuará en zona de descenso a tres jornadas para el final de la Liga. La distancia con la permanencia se mantendrá a un punto o aumentará dependiendo de lo que haga el Alcorcón en Girona. La próxima cita será contra el Reus en el Martínez Valero (domingo, 18:00 horas).

Ficha técnica

Elche: Juan Carlos; Rober Correa, Pelegrín, Túñez, Iriondo; Josete, Fabián; Hervías, Pelayo (Nino, min 63), Liberto (Eldin, min 69); y Sory Kaba (Malonga, min 81).

Getafe: Guaita; Damián, Cata Díaz, Cala, Molinero; S. Mora, Faurlín; Álvaro J. (Paul Anton, min 80); Chuli (D. Pacheco, min 59), Portillo (Scepovic, min 89); y J. Molina.

Goles: 1-0, J. Molina (min 19); 2-0, J. Molina (min 72).

Árbitro: Adrián Cordero Vega (comité cántabro). Amonestó por parte del Getafe a Faurlín (min 30), Álvaro J. (min 59) y Damián (min 89) y por parte del Elche a Fabián (min 57), Pelegrín (min 76) y Josete (min 84).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 39 de la Liga 1|2|3 disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante 11.130 espectadores.

El Elche necesita cortar su malísima racha ante el Getafe (21:00 horas) para tratar de salir del descenso · Parras deberá realizar tres variaciones en la línea ofensiva y Pelegrín-Túñez apunta a ser la pareja de centrales

“Si me caigo cinco veces, me levanto seis”. Esta es una de las frases motivadoras de las tantas que se pueden leer en las redes sociales. Y para la complicada situación del Elche, esta viene que ni pintada. El equipo ilicitano necesita ante el Getafe cortar su racha de cinco derrotas consecutivas para tratar de salir del descenso, zona que habita desde la pasada jornada tras caer ante el Mirandés (0-1). Será una tarea complicada para los franjiverdes por las numerosas bajas de hombres importantes y por visitar a una escuadra que buscará la victoria para asegurar el playoff y seguir soñando con el ascenso directo.

La última derrota del Elche ante el colista, que además jugó en inferioridad más de medio partido, supuso un palo muy duro para su ya maltrecha moral. El estado anímico tanto de la plantilla como del club y la afición, que acudió a la llamada para apoyar a los suyos en un momento crucial de la temporada, estaba por los suelos tras un desenlace fatal. Por segunda semana consecutiva, el cuadro ilicitano perdió por una acción a balón parado más allá del minuto 90. Dos puntos perdidos que marcan la diferencia entre estar dentro o fuera del descenso.

Pero con el paso de los días de una semana difícil, que comenzó con pintadas críticas hacia el plantel, los jugadores han pasado del absoluto desánimo a recobrar la energía para seguir luchando al máximo por salvar la categoría. Las preguntas sobre la unidad y el compromiso del vestuario han sido respondidas afirmativa y tajantemente por dos pesos pesados, Pelegrín y Nino, y por el entrenador, Vicente Parras. Todos coinciden en que el grupo cree y dará todo lo que pueda y más por la salvación, pero que el bloqueo mental debido a la presión de los resultados y la clasificación dificulta su fútbol. Sin embargo, a cuatro jornadas para el final, las soluciones que propicien la reacción no pueden esperar más y el Elche necesita victorias como el comer si quiere evitar su caída a Segunda B. Las palabras deben convertirse en hechos.

Parras podrá alinear a la pareja de centrales más habitual de la segunda vuelta, ya que Pelegrín y Túñez vuelven a estar disponibles tras superar su lesión de rodilla y cumplir sanción respectivamente. El catalán ha estado un mes y medio en el dique seco y su regreso puede ser una solución en la búsqueda de la necesaria seguridad atrás. La nota negativa (otra vez) es la amplia lista de bajas, que esta semana cuenta con nuevos integrantes. A las conocidas de Edu Albacar, Matilla y Dorca por lesión y Mandi sin ficha se unen Borja Valle por ciclo de amarillas y Hugo Fraile, Guillermo y Pedro, que se perderán el resto del campeonato por las lesiones sufridas recientemente.

El técnico ilicitano deberá realizar tres cambios obligados en la parcela ofensiva. Hervías y Liberto tienen muchas posibilidades de ocupar las bandas, y por lo dicho por Parras en la rueda de prensa previa al choque, indicando que le gusta jugar con una referencia arriba, Sory Kaba o Malonga se postulan a ocupar la punta del ataque junto a Nino, si bien no se debe descartar que Pelayo sea titular en la mediapunta.

El Getafe, a asegurar el playoff y seguir soñando

El Getafe recibe al Elche con la idea de lograr un nuevo triunfo para garantizar su presencia en el playoff en el mejor puesto posible y seguir aspirando a la remota posibilidad de arrebatarle la segunda plaza de ascenso directo al Girona, que le aventaja en siete puntos a falta de 12 por jugarse.

El cuadro azulón es tercero con 61 puntos, cinco por encima del primer aspirante a entrar en promoción, el Real Valladolid. Está situado entre los seis primeros lugares de la tabla desde finales de noviembre. La pasada jornada, finalizó su racha de siete partidos invicto (cinco victorias y dos empates) perdiendo frente al Sevilla Atlético (2-1). Su última derrota como local se produjo el 25 de septiembre contra el Girona (0-2), resultado que supuso la destitución de Juan Eduardo Esnáider como su entrenador y la posterior llegada de José Bordalás al banquillo. Es el quinto conjunto menos goleado de la categoría con 39 tantos en contra.

Jorge Molina es su principal referencia y su máximo realizador con 17 dianas, cuatro en las seis últimas fechas. Forma parte del gran repertorio atacante de los madrileños, que también cuentan con una línea defensiva seria y solvente. Como suele ser habitual en los equipos dirigidos por Bordalás, la alta intensidad es su principal seña de identidad, que han interiorizado jugadores de gran calidad para Segunda. Lacen, por sanción, es la única baja azulona. Bordalás y su segundo, Javier Vidal, no podrán sentarse en el banquillo al estar también sancionados.

Posibles alineaciones

Getafe: Alberto; Damián, Cata Díaz, Juan Cala, Molinero; Faurlín, S. Mora; Chuli, Portillo, D. Pacheco; y J. Molina.

Elche: Juan Carlos; Rober Correa, Pelegrín, Túñez, Iriondo; Hervías, Fabián, Álex, Liberto; Nino y Sory Kaba o Malonga.

Árbitro: Adrián Cordero Vega (comité cántabro).

Estadio: Coliseum Alfonso Pérez (21:00 horas).

Sin remedio (0-1)

El Elche camina sin remedio hacia Segunda División B. El equipo ilicitano sufrió una nueva derrota por 0-1 ante un Mirandés, colista de la categoría, que disputó más de medio partido en inferioridad numérica por la expulsión de Urko Vera y que se llevó los tres puntos con un gol de Carlos en el tiempo añadido. Los franjiverdes dieron la impresión de estar fundidos físicamente y bloqueados mentalmente y fueron incapaces de marcarle a la peor defensa de la categoría. El Martínez Valero, que registró la mejor entrada de la temporada, quedó invadida por la tristeza tras el pitido inicial y la afición, totalmente desmoralizada, siente que el riesgo de caer a la división de bronce está aún más cerca.

Vicente Parras realizó dos cambios significativos en la alineación para darle un mayor carácter ofensivo al Elche: Fabián sustituyó al sancionado Túñez y formó en el centro del campo junto a Álex, pasando Josete a actuar como central, y Guillermo entró por Hervías, desplazando a Borja Valle a la banda. Por su parte, el entrenador del Mirandés, Pablo Alfaro, introdujo un único cambio en el once rojillo: Álex García reemplazó al sancionado Sangalli.

El equipo ilicitano comenzó el encuentro tal como estaba previsto, de manera fulgurante, tratando de imprimir un ritmo alto para encerrar al rival en su propia área. Borja Valle tuvo la primera en un disparo que atrapó Roberto. Pero no se cumplió ni el primer cuarto de hora de juego cuando llegó un contratiempo que trastocó los planes de Parras. Guillermo tuvo que pedir el cambio por lesión. Liberto fue su reemplazo y Borja Valle pasó a ocupar la mediapunta.

El arranque inicial pasó a un periodo de búsqueda de más control, pero aún así, ese dominio no se traducía en ocasiones ante un Mirandés que de vez en cuando asustaba cuando se acercaba a la portería defendida por Juan Carlos, sobre todo a través de Urko Vera. Álex Fernández probó fortuna con un lanzamiento lejano que Roberto detuvo sin problemas. Poco después, Liberto finalizó a las manos del meta rojillo una buena acción individual.

A pocos minutos del final de la primera mitad, ese produjo una acción favorable para los intereses ilicitanos. Urko Vera le echó una mano al Elche autoexpulsándose por un fuerte codazo a Rober Correa. Con este estímulo, los hombres dirigidos por Vicente Parras ofrecieron un arreón antes de enfilar el túnel de vestuarios, pero insuficiente para ponerse por delante en el marcador. Roberto salvó un buen cabezazo de Borja Valle sacando una mano para mandar la pelota por encima del larguero.

Como era de esperar, la segunda parte arrancó con claro color franjiverde, pero los locales seguían siendo incapaces de abrir la lata. Nino dispuso de una oportunidad inmejorable en el área que mandó arriba. No obstante, el Mirandés dio un aviso serio en la jugada posterior por medio de Pedro Martín, que entró en la reanudación. El atacante culminó una acción embarullada por encima del larguero.

El calor apretaba y el cansancio empezó a hacer mella de forma alarmante en los jugadores. Parras refrescó el ataque con Hervías y Sory Kaba, que debutó con el primer equipo. El punta guineano tuvo el gol en dos claras ocasiones, pero en ambas no acertó a rematar a portería.

Con el paso de los minutos, era cada vez más evidente la falta de clarividencia de los franjiverdes en fase ofensiva, algo que desesperaba a la afición. Todos los intentos morían en la ‘telaraña’ dispuesta por el Mirandés, que al contrario que su adversario, generaba mucho peligro en cada llegada. En una de ellas, Iriondo estuvo a punto anotarse en propia meta, pero Juan Carlos sacó reflejos para evitarlo.

Y si ya era desesperante la sensación de ser incapaz de meterle mano al colista en inferioridad númerica, dolorosísimo fue el gol del Mirandés. En el tiempo de prolongación, Carlos se elevó por encima de todos en una falta lejana para cabecear el balón por encima de Juan Carlos y llevar la alegría al banquillo burgalés y la absoluta tristeza a la grada.

Con la energía bajo mínimos, el Elche ni siquiera tuvo un atisbo de reacción para al menos salvar un punto ante un rival que acabó con nueve futbolistas sobre el tapete por la expulsión de Provencio.

Quinta derrota consecutiva del cuadro ilicitano, que este sábado protagonizó un episodio negro más en el Martínez Valero y que podría acabar la jornada en descenso. ‘Hundidos’ es la palabra más indicada para describir el estado de ánimo de un club y una afición que afrontaba el partido con la ilusión de ganar para coger aire en la pelea por la salvación y que difícilmente puede encontrar motivos para la esperanza.

Ficha técnica

Elche: Juan Carlos; Rober Correa, José Ángel, Josete, Iriondo; Pedro (Hervías, min 51), Fabián, Álex (Sory Kaba, min 63), Borja Valle; Nino y Guillermo (Liberto, min 13).

Mirandés: Roberto; Carlos M., Fran Cruz (Álex Ortiz, min 65), Á. Quintanilla, Kijera; Rúper, Eguaras; Maikel Mesa (Pedro Martín, min 45), Provencio, Álex García (Oyarzun, min 61); y Urko Vera.

Goles: 0-1, Carlos M. (min 90).

Árbitro: David Pérez Pallas (comité gallego). Amonestó por parte del Elche a Borja Valle (min 45+1), Álex (min 62) y Fabián (min 71) y por parte del Mirandés a Fran Cruz (min 54), Rúper (min 73), Kijera (min 80) y Roberto (min 81). Expulsó por parte del Mirandés a Urko Vera con roja directa (min 39) y a Provencio por doble amonestación (min 39 y min 90+2).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 38 de la Liga 1|2|3 disputado en el estadio Manuel Martínez Valero ante 14.559 espectadores. Los jugadores del Elche saltaron al césped con una camiseta que rezaba “¡ÁNIMO EDU!” por la grave lesión de su compañero Edu Albacar.

Una nueva final

De final a final. O finalísima, como definió Rober Correa al partido crucial que afronta el Elche ante el Mirandés en su objetivo de evitar el descenso a Segunda División B. El equipo ilicitano, 18º con 42 puntos, está obligado a ganar a un colista que tiene pie y medio en la categoría de bronce para revertir su horrible dinámica y coger aire para lograr la salvación. Vicente Parras dirigirá a los franjiverdes por primera vez en el Martínez Valero, que registrará su mejor entrada de la temporada y tendrá aficionados locales en la grada superior por primera vez desde el descenso administrativo sufrido en 2015.

El estreno de Parras en el banquillo del Elche ante el Mallorca (1-0) dejó muestras de la línea de juego que el técnico ilicitano está tratando de implantar. Quiere intensidad y un bloque sólido y compacto en defensa, déficit principal del cuadro blanquiverde, pero que no renuncia al ataque. Sin embargo, el Elche creó pocas ocasiones, fue incapaz de contrarrestar el empuje bermellón en la segunda mitad, en la que sufrió un alarmante bajón físico, y perdió en el minuto 92 por un córner mal defendido. Un debut que dista de ser el deseado.

De esta manera, el equipo ilicitano sufrió su cuarta derrota seguida y continúa su caída libre hacia el descenso, puestos que no ocupa por un cuádruple empate a 42 puntos en el que no es el principal perjudicado, siéndolo el Nàstic, que sí está en la zona roja de la tabla. El empate de los tarraconenses y las derrotas de Córdoba y Almería en la última jornada limitaron un poco las consecuencias del tropiezo en tierras baleares, pero el Elche debe dejar de depender de resultados ajenos y reaccionar con una victoria si no quiere complicarse aún más la existencia. Y mirando los números, el Mirandés es posiblemente el rival más propicio para ello. “No tenemos ninguna excusa para no sacar los tres puntos”, dijo Álex Fernández esta semana.

Club, jugadores y afición tienen clara la grandísima importancia del choque, y así lo han expresado con mensajes y vídeos motivacionales para animar a que las gradas del Martínez Valero estén lo más pobladas posibles, aprovechando la promoción para los abonados puesta en marcha por la entidad. Además, numerosos exfranjiverdes han transmitido su apoyo al Elche para esta cita trascendental a través de las redes sociales. Pero todo ello será inútil si los protagonistas no dan el do de pecho sobre el césped.

Vicente Parras, que ha convocado a 21 futbolistas, teniendo que hacer tres descartes antes del partido, recupera a Armando tras cumplir sanción y a Fabián una vez recuperado de su lesión, pero pierde a Túñez por acumulación de amonestaciones. Entre el motrileño, José Ángel y Josete saldrá la pareja de centrales de los franjiverdes, y posiblemente el sevillano formará junto a Álex Fernández en la medular. Arriba no se prevé ninguna variación. Edu Albacar, Pelegrín, Matilla y Dorca por lesión, Mandi sin ficha y el citado Túñez son baja.

El Mirandés, ante su último tren hacia la salvación

El Mirandés visita el Martínez Valero siendo consciente de que está ante su último tren hacia la salvación, pues una derrota podría suponer incluso su descenso virtual a Segunda División B si se dan una serie de resultados. Sólo una hazaña histórica evitaría su caída a la categoría de bronce, pero a buen seguro que los rojillos plantearán un encuentro complicado a los ilicitanos.

El conjunto burgalés es colista con 33 puntos, a nueve de la salvación con 15 en juego. Ha sumado un punto de los doce últimos y no gana desde el 5 de abril, cuando derrotó al Alcorcón (2-0). Su único triunfo como visitante se produjo hace tres meses frente al Rayo Vallecano (1-2). Con Pablo Alfaro, su cuarto entrenador del curso, su bagaje es de una victoria, un empate y cuatro derrotas, la última el pasado domingo contra el Sevilla Atlético (0-1). Es el equipo más goleado de la categoría con 60 tantos en contra, cinco más que el segundo en esta estadística, el Elche.

Iker Guarrotxena es el máximo anotador del Mirandés con ocho tantos, seguido de Urko Vera, quien llegó en enero, con cinco. El primero no estará disponible para su entrenador, Pablo Alfaro, por lesión, al igual que Ruymán y Álvaro Bustos. Sangalli tampoco viajó a tierras ilicitanas por ciclo de amarillas.

Posibles alineaciones

Elche: Juan Carlos; Rober Correa, Armando, Josete o José Ángel, Iriondo; Fabián, Álex; Pedro, Borja Valle, Hervías; y Nino.

Mirandés: Roberto; Carlos M., Fran Cruz, Á. Quintanilla, Kijera; Rúper, Eguaras; Pedro Martín, Provencio, M. Mesa o Álex García; y Urko Vera.

Árbitro: David Pérez Pallas (comité gallego).

Estadio: Manuel Martínez Valero (sábado, 16:15 horas).

Hervías: “No es casualidad que nos metan tantos goles al final”

“Otro mazazo más”. Así definió Hervías en zona mixta la derrota del Elche ante el Mallorca (1-0), que puede provocar su caída a zona de descenso. El extremo riojano indicó que “el fútbol está siendo muy cruel, pero no es casualidad” que el equipo ilicitano volviera a encajar un gol cuando el partido agonizaba. “Son muchos que se te escapan en el minuto 93 o a balón parado. Una o dos veces puede ser casualidad, pero ocho o nueve no lo es”, lamentó.

Hervías reconoció que a los franjiverdes le costaba salir de atrás en la segunda mitad por el empuje bermellón y porque les faltó “gasolina”, y que aunque son ambiciosos, el empate ante un rival directo como foráneo no les venía mal. “Queríamos ganar saliendo a la contra, pero llegó el mazazo en el 93. Hemos puesto ganas, coraje e intensidad, pero nos vamos sin puntuar por cuarta semana seguida”, dijo apenado.

El futbolista logroñés manifestó que es “muy difícil explicar desde dentro” qué le pasa al Elche porque los jugadores “quieren, se entregan como bestias y si algo tienen son huevos”, pero que tras este golpe anímico, tiene que “cambiar el chip” a partir del lunes para afrontar la recta final de la Liga y salvar la categoría. “Somos un equipo muy positivo y no estamos descendidos. Quedan cinco finales en las que tenemos que dar absolutamente todo y no nos podemos hundir. A seguir remando y a pensar en el Mirandés”, declaró.

Hervías no esconde que el equipo ilicitano está sufriendo por salvar la categoría porque ha hecho “muchas cosas mal en las que Toril no tenía la culpa”, y señaló que el vestuario está “a muerte con Parras” y cree en sus compañeros. “Tengo mucha confianza en ellos, que son maravillosos”, dijo.

El jugador riojano espera que el Elche consiga una victoria la próxima jornada ante el Mirandés (sábado, 16:15 horas) que “refuerce mucho mentalmente” y apuntó que le gustaría que la afición acudiese en masa al Martínez Valero. “Necesitamos ese empujón. Si pueden venir muchos a apoyarnos estaría muy bien, aunque los que jugamos somos nosotros. Tenemos que creer que podemos ganar”, concluyó.

José Ángel: “No podemos pensar que todo está perdido”

José Ángel indicó en zona mixta que el vestuario del Elche está “fastidiado” por la cruel derrota ante el Mallorca, “y más por la situación” clasificatoria, con riesgo de caer a zona de descenso, pero manifestó que tiene que “empezar a reponerse anímicamente” para salir adelante. “No podemos quedarnos hundidos y pensar que todo está perdido. Quedan muchos partidos y estamos plenamente confiados”, afirmó.

El zaguero charro expuso que “la mayoría de los goles llegan por errores que unos aprovechan y otros no, y el Mallorca lo hizo” para llevarse la victoria. “Tenemos que analizarlos e intentar mejorarlos para que no vuelvan a suceder”, señaló José Ángel, quien declaró que el grupo se va a dejarse “hasta la última gota de esfuerzo” para lograr la permanencia.