El consejo y Sepulcre deberán convencer a los accionistas de la gestión durante el último año

Adrián Cedillo ¦ 19/12/12 07:00 @Adrcedillo

La cuenta atrás para la junta general de accionistas se encuentra en su recta final y el momento para que el consejo, con José Sepulcre a la cabeza, dé la cara ante la gestión llevada a cabo en el último año está a cada vez más cerca.

A falta de poco más de 24 horas para que llegue ese momento la realidad es dura para el presidente del Elche. Las cuentas que se presentarán a los accionistas de la entidad no terminaron de coger forma hasta el pasado lunes. Durante las últimas semanas se ha intentado cuadrar los números para presentar un informe lo más viable posible sin que llegue a alejarse de la dura realidad a la que se enfrenta la entidad.

En la tarde de ayer el consejo estudió las cifras aparecidas en el informe definitivo. La fundación sacó adelante las cuentas a la espera de que sean ahora los acreedores directos del Elche Club de Fútbol quienes le den el visto bueno. Este será uno de los puntos candentes de la cita de mañana jueves.

Movimientos en el consejo

Pero las cuentas no serán los únicos movimientos que habrá en la junta de este jueves por la noche. Los cambios en el seno del consejo de administración franjiverde serán el otro punto de inflexión de la cita de este 20 de diciembre.

La salida de Tomás Alvarado será uno de los puntos asegurados. La marcha del ex director general del Elche no era algo del agrado de José Sepulcre, pero la mala gestión llevada a cabo durante su periodo en el cargo, el cual ha quedado al descubierto tras su reciente marcha, ha provocado que el presidente de la entidad no tenga ni argumentos, ni tampoco interés, en mantener a Alvarado en la entidad.

La vacante de Alvarado en el consejo será ocupada por un nuevo nombre. Antonio Rocamora sigue sumando puntos para adquirir este vacío que producirá la marcha del ex director general, aunque no se destacan otros nombres, además de la posibilidad de que el consejo aumento en número.

La intención por parte del sector pro Anguix no es otro que equilibrar la balanza dentro del consejo tras la cita de mañana. El vicepresidente de la entidad se siente respaldado por el concejal de deportes y también consejero Daniel Rubio, pero siente la necesidad de encontrar un mayor respaldo en el nombre o nombres que figuren como novedades en el seno del club. El equilibrio en el consejo otorgaría a Anguix fuerza ante Sepulcre, cuya gestión es cada vez más cuestionada por la afición.

Los movimientos añadirán más gasolina a la hoguera que presumiblemente será la junta general. Y es que los accionistas conocerán que la deuda del Elche ha crecido en este último periodo de forma alarmante, dejando a la institución contra las cuerdas, con una deuda inmediata que podría alcanzar los seis millones de euros, a lo que habría que añadir otros pagos pendientes a medio o largo plazo, que unido a la devolución del crédito al Instituto Valenciano de Finanzas, harían que la deuda real del Elche Club de Fútbol supere los quince millones de euros.