Se busca entrenador para el Elche

El teléfono móvil de los directores deportivos suele echar humo nada más anunciarse la destitución de un entrenador. A buen seguro, Jorge Cordero habrá tenido que cargar el suyo varias veces en las últimas horas tras el cese de Vicente Mir como técnico del Elche. El cartagenero compareció este lunes en sala de prensa para explicar los motivos de la salida del valenciano y aseguró que trabaja “sin prisa” a la hora de buscar al próximo inquilino del banquillo blanquiverde, sin descartar que Acciari y Óscar Sánchez dirijan al equipo ilicitano en su visita al líder Mallorca (domingo, 12:00 horas).

Sin prisa, pero sin pausa. Cordero señaló que próximamente se reunirá con preparadores para encontrar el adecuado que “saque todo el potencial” de la, posiblemente, mejor plantilla de Segunda B. “Tengo varias ideas. No me preocupa tanto el entrenador, sino qué les está pasando a los jugadores. Quiero un técnico que les reactive”, dijo el director deportivo del Elche, quien señaló que la destitución de Mir “no se debe a los resultados, sino a las malas sensaciones”. “Veo al equipo indolente, plano y falto de ambición, alegría y carácter. Está atenazado”, explicó. La lista de candidatos a comandar la nave franjiverde es amplia, pero tres son los nombres que más suenan: José González, Eloy Jiménez y Josico.

José González

José Manuel González López (Cádiz, 1966) es el técnico con más experiencia de los citados. Ha dirigido al Cádiz hasta en cinco temporadas (tres en Segunda B y dos en Segunda) separadas en tres etapas, además de a Albacete, Córdoba, Real Murcia y Granada. En su currículum cuenta con un ascenso a Segunda con los amarillos en la temporada 2002/2003 y dos playoffs sin éxito también con el Cádiz en las campañas 2010/2011 y 2011/2012, este último como campeón de grupo.

Su último banquillo en España fue el del Granada, al que mantuvo en Primera en el curso 2015/2016. Y fue destituido como técnico del Beijing Guoan chino el pasado mes de junio. Además de su extensa trayectoria, su relación con Quique Pina y Jorge Cordero es otra baza a su favor, si bien tampoco le convence volver a bajar al ‘barro’ de Segunda B.

Eloy Jiménez

Eloy Jiménez Moreno (Hellín, 1971) gusta al entorno por su pasado como jugador del Elche, donde logró uno de sus cuatro ascensos a Segunda, y su reciente gran trabajo como preparador de UCAM Murcia y Mérida. En la campaña 2014/2015, el cuadro universitario comandó el grupo IV de Segunda B desde la jornada 6 a la 22, llegando a ostentar una ventaja de hasta siete puntos, pero el Cádiz, cuyo director deportivo era Jorge Cordero, le quitó el liderato en la segunda vuelta. Disputó el playoff como segundo clasificado y alcanzó la segunda ronda. Eliminó al Real Unión y cayó contra el Bilbao Athletic, que conseguiría el ascenso. El franjiverde Tekio estuvo a las órdenes de Eloy en el cuadro murciano.

Tras un año sin entrenar, pero en el que no le faltaron propuestas, una de ellas del FC Cartagena, el castellano-manchego asumió el pasado curso el reto de sacar al Mérida del atolladero en el que se metió tras un inicio de Liga horrible, y sus resultados fueron excelentes. El conjunto extremeño, que había conformado una plantilla bastante potente, era 17º con solo 7 puntos sumados de 24 posibles. Eloy reemplazó a José Miguel Campos en el banquillo y, a partir de ahí, el Mérida firmó unos números espectaculares: 16 victorias, 9 empates y 5 derrotas. La remontada en la clasificación fue tal que el equipo emeritense llegó a la última jornada con opciones de disputar la promoción, pero no dependía de sí mismo y acabó el campeonato regular en una meritoria quinta plaza. La directiva del Mérida quiso renovarle, pero Eloy declinó la propuesta por motivos familiares.

Según Onda Cero Elche, Jorge Cordero y el secretario técnico del Elche, Sergio Mantecón, mantuvieron este lunes una reunión con Eloy Jiménez para conocer sus impresiones sobre el equipo ilicitano y valorarle más a fondo como candidato a ocupar el banquillo.

Josico

Y José Joaquín Moreno Verdú (Hellín, 1975), más conocido como Josico, es la opción más ‘novel’, pero también ha demostrado su capacidad en Segunda B. Muchos le recordarán por su etapa como futbolista, defendiendo los colores de Albacete, Las Palmas y Villarreal. Con la única experiencia de entrenar al Juvenil C de Las Palmas, el albaceteño asumió junto a Javi Guerrero el reto del banquillo de Las Palmas a dos jornadas del final de la temporada 2013/2014, con el equipo peleando por entrar en promoción de ascenso a Primera. Y no solo los amarillos la disputaron, sino que llegaron a la final, en la que perdieron la ocasión de subir a la máxima categoría en aquel famoso partido contra el Córdoba.

Las Palmas no le dio continuidad en el primer equipo, pero le designó nuevo entrenador del filial. Sin embargo, su primera experiencia en Segunda B acabó a diez jornadas de la conclusión de la Liga, cuando fue destituido debido a la situación del equipo, 17º a cuatro puntos del playout y a cinco de la permanencia. El filial amarillo bajó a Tercera en la promoción de descenso al perder la eliminatoria contra el FC Cartagena.

Josico ‘voló’ de las islas y apostó por el desafío de dirigir al Jumilla, un recién ascendido a Segunda B que atravesaba problemas económicos (se habló incluso de que podría no iniciar la Liga) y que estaba en descenso, con seis puntos en diez jornadas. Allí vivió un calvario: con una plantilla corta y con numerosas trabas extradeportivas, sobre todo tras la compra del club por el grupo liderado por Nobile Capuani, el hellinero sacó con mucho mérito a los murcianos de la zona roja, pero en febrero fue suspendido de empleo y sueldo por los dirigentes italianos. Josico presentó una denuncia y la justicia condenó al Jumilla a pagar su contrato íntegro, cifrado en cerca de 80.000 euros.

Y su última aventura como técnico fue en un conjunto del Grupo III, el Atlético Baleares. Cuando llegó al banquillo, los blanquiazules estaban a diez puntos del playoff con nueve jornadas por disputarse. Y con unos muy buenos números (seis victorias, dos empates y una derrota), logró la proeza de adjudicarse la cuarta plaza en la última fecha del campeonato regular. La inercia positiva se trasladó a la fase de ascenso, donde los balearicos dejaron por el camino al Toledo de Adrián Jiménez y Lolo Plá (global: 1-3), pero no pudieron con el Albacete de Iván Sánchez, al que forzaron a la prórroga en la segunda ronda (global: 3-2). El club palmeño le ofreció la renovación a Josico, pero este la rechazó por motivos familiares.

El preparador castellano-manchego sonó este verano para el UCAM Murcia, que según La Verdad, ahora ha retomado su interés en él después de destituir a Lluís Planagumà.

David Vidal gusta a la afición

El técnico más repetido por los aficionados del Elche en las redes sociales es David Vidal. El de Portosín, quien ya dirigió a los franjiverdes, está a la espera de la llamada de un club que requiera de sus servicios, y ya se ‘mostró’ la pasada semana en una entrevista a Onda Cero Elche, donde analizó la situación del equipo ilicitano. Vidal subió a Segunda el pasado curso con el Lorca FC, que rescindió su contrato posteriormente.

También gusta Josep Alcácer, segundo entrenador de Fran Escribá, pero no puede entrenar este curso por la destitución del valenciano en el Villarreal, donde le acompañó.

Muchos más preparadores habrán telefoneado a Jorge Cordero, consciente de que el plantel y la situación clasificatoria del Elche es muy apetecible dentro de la categoría de bronce del fútbol español. El cartagenero quiere tener paciencia, pues sabe que su decisión puede marcar la temporada de los franjiverdes en su camino al ascenso a Segunda.