Parras: “Me voy desolado”

Vicente Parras compareció en la que probablemente será su última rueda de prensa como entrenador del Elche con cara de circunstancias. El técnico ilicitano afirmó que se marcha “con un sentimiento de desolación” por el descenso a Segunda B y su rendimiento en el banquillo franjiverde, pero también con ganas de recobrar esperanzas para que el club franjiverde salga hacia adelante con la ayuda de todos.

“Esta institución es muy grande y todos debemos trabajar para levantarla”, dijo Parras, quien indicó que el Elche tiene trabajo por delante para “recuperar la ilusión. “Se ha bajado a Segunda B en otras ocasiones y el club ha seguido adelante”, apuntó.

Parras lamentó que no consiguiera revertir la dinámica negativa del Elche, que ha sumado un punto de 18 posibles con él como entrenador. “No podíamos hacer grandes cosas y no pudimos recuperar a jugadores, incluso perdimos por el camino. Parecía que llegábamos a un barco en el que entraba el agua y no ha podido más”, expuso el técnico franjiverde, quien afirmó que se pudo hacer “mucho más” para evitar la caída a la categoría de bronce.

“¿Cómo no se va a poder si con este presupuesto y nuestra entidad hemos acabado penúltimos? Si no ha sido una de las peores temporadas de la historia, poco faltará. Yo soy critico conmigo mismo, y espero que el resto también lo sea”, indicó Parras, quien mandó ‘recaditos’ al vestuario y la cúpula del Elche.

“Creo que uno debe mantenerse al cien por cien juegue quien juegue, y que cada uno saque sus propias conclusiones. Hemos acabado la Liga con diez jugadores lesionados y en los últimos partidos llegábamos tarde a todas las disputas. Hay que hacer las cosas en el momento oportuno e impedir que no se tuerzan”, manifestó.

Sobre las protestas de la afición y el incidente protagonizado con Armando con un seguidor, Parras declaró que plantilla y cuerpo técnico sabía que “eran momentos de agachar la cabeza” por no cumplir los objetivos.

En cuanto al partido, el preparador franjiverde reconoció que “la indiferencia de la gente” que presente en las gradas le resultó “muy dolorosa, pero comprensible”, y afirmó que hubo cierta igualdad hasta que el Real Oviedo, que debía ganar para tener opciones de disputar el playoff, “dio un paso adelante”. “Fuimos incapaces de aguantar su ritmo y contenerles. Fueron muy superiores”, dijo.

Por último, Parras mostró su deseo de que la secretaría técnica esté trabajando ya en la confección de la plantilla de la próxima temporada, que presumiblemente competirá en un Grupo III de Segunda B “bastante potente y competido”. “Hay que tener un poco de sentido común, a todos nos interesa para salir adelante”, acabó.