Parras: “Es el momento de estar más fuertes y unidos que nunca”

El ánimo de Vicente Parras no decae. El técnico ilicitano afirmó este jueves en sala de prensa que el equipo es consciente de que se ha metido en una situación “que se veía venir” por la dinámica negativa de resultados, provocando su caída a zona de descenso a Segunda B, pero que “no queda otra que seguir peleando” para salvar la categoría.

“El equipo viene jugando desde hace varias jornadas con mucha presión, que se ha ido incrementando. Ahora tenemos que plantear qué debemos trabajar para salir de ahí. Ya no tenemos que tener miedo a caer”, expuso Parras, quien indicó que una victoria ante el Getafe haría variar el presente panorama derrotista. “El mensaje no va en la línea de pensar en los 50 puntos, sino en que estamos a uno de la permanencia”, dijo.

El expreparador del filial blanquiverde señaló que el vestuario ha ido levantando el ánimo después del “palo muy duro” que supuso la derrota ante el Mirandés, pero que el grupo se ha concienciado de que “hay que mirar al siguiente partido” tratando de corregir errores y centrándose en lo que se hizo bien. “Si no fuera por esos dos goles de falta contra Mallorca y Mirandés, hubiéramos cortado la sangría de goles encajados y hablaríamos de solidez, pero esos dos goles hacen que el discurso sea diferente. Esos dos puntos nos hubieran colocado con 44 y todo se vería distinto”, manifestó.

Parras recalcó el compromiso de la plantilla “desde el primer momento” para conseguir la permanencia, apuntando que la delicada situación del Elche “pero no ha sido por dejadez, todo lo contrario”, pero que influyen otros factores, como “el nivel de ansiedad, que hace que el fútbol no fluya como debería”. “Sabemos que nos está faltando fluidez y que podemos mejorar ahí”, agregó.

Para mejorar en el aspecto psicológico, la entidad ilicitana contará con la colaboración de Eduardo Cervelló, director del CID, con el que ya contó el preparador franjiverde en el Ilicitano. “Me gustan las herramientas psicológicas para que los jugadores salgan de situaciones de bloqueo y se apoyen”, dijo Parras, quien indicó que la lista de convocados es de 19 jugadores para hacer grupo y no llevarse “ninguna sorpresa”.

Sobre el enfado de la afición, Parras admitió que no le sorprende porque “la gente hizo un gran esfuerzo para reactivar la ilusión y la frustración fue muy grande” después de poblar las gradas del Martínez Valero y caer ante el Mirandés. Afirmó que “ha demostrado siempre que está al lado de su equipo”, pero reconoció que le gustaría que hubiese unión para remar todos juntos hacia la salvación.

“No puedo pedirle nada a la afición, pero no debemos destruirnos. Todos estamos sufriendo esta situación, pero es el momento de estar más fuertes y unidos que nunca. Otros equipos que parecían hundidos se han reanimado, y nosotros también debemos de tratar de conseguirlo. Debemos pelear los doce puntos que quedan porque no somos menos que nadie”, expresó el técnico ilicitano, quien añadió que lo único que se le puede dar a la hinchada es “agradecimiento y el compromiso de darlo todo”.

De cara al partido, Parras indicó que el Getafe “es un equipo muy intenso” que exigirá “un ritmo alto” a los franjiverdes, que han trabajado para “anular” el frente de ataque azulón. “Todo dependerá mucho de los primeros minutos y no debemos dejarnos avasallar. Además, su presión tras pérdida es rapidísima”, dijo el preparador ilicitano, quien considera que el Elche también dispone de “armas” para hacerle daño a su rival. “Creo que vamos a tener opciones en los espacios que nos dejen”, puntualizó.

Parras aseguró que en los últimos días ha visto al equipo mejor físicamente, algo que le da “un punto de esperanza”, si bien agregó que ambos conjuntos tienen “dinámicas distintas”.

En cuanto a la posible alineación, que tendrá tres cambios obligados por las bajas de Pedro, Borja Valle y Guillermo, el técnico ilicitano comentó que le gusta “mantener un núcleo más duro” en el que apoyarse y “adaptar jugadores para distintos partidos”, peo considera que tiene plantilla suficiente para “manejar esas variables”. “Me gusta tener siempre un delantero de referencia”, contestó cuestionado por cuál será la línea atacante.