Nino quiere más

Y tras el merecido homenaje por parte de sus más íntimos, Nino ha pasado por la sala de prensa para hablar del pasado, del presente y del futuro del equipo. Tras agradecer las múltiples muestras de reconocimiento que ha recibido tras cumplir su partido 300 con el Elche ante el Valladolid, el delantero de Vera ha enfocado ya al presente, el discount football jerseys partido del vienes en Almería, donde el equipo, en su opinión, está ante la posibilidad de dar un estirón en la tabla.

Sería un buen momento para conseguir sumar dos triunfos. Venimos de romper una mala racha en casa y enganchar una segunda victoria nos permitiría dar un salto en la clasificación”, explica el atacante, quien pronostica un partido complicado que se decidirá por “pequeños detalles“. El almeriense alerta del peligro del rival, ya que recordó que el conjunto andaluz tiene una “buena plantilla” a pesar de que durante la temporada “no  termina de arrancar”.

“Están apurados, pero son competitivos. No será fácil derrotarlos, pero hay que ser ambiciosos y mostrar carácter”, señala Nino, quien niega que, pese a ser almeriense, tenga una espina clavada por no haber jugado nunca en el Almería. “Cuando era pequeño yo quería jugar en el Vera. Me fui muy pequeño de allí a Madrid y he estado más tiempo fuera que dentro de Almería”, recuerda.

El jugador dijo sentirse “igual de cómodo” en el equipo jugando como único referente ofensivo o como media punta y admite que el Elche puede haber encontrado ante el Valladolid su Bonn ‘plan B’ de juego, ya que logró vencer a pesar de no tener tanta posesión de balón como en otros encuentros. “Es posible y es una opción que también es muy positiva en esta categoría, en la que los rivales meten mucha gente cheap oakleys por el medio. Jugar replegado y aprovechar las ocasiones puede ser una alternativa”, dice.

 El pasado

Nino también se ha referido al homenaje del club y de sus compañeros, a los que está “agradecido” por el reconocimiento. “Es un detalle que Cheap nfl Jerseys te ayuda a seguir“, afirma Nino, quien asegura que nunca se llegó a imaginar alcanzar estas cifras tan bestiales cuando debutó con el equipo en la temporada 1998-99. “300 partidos aquí significan mucho porque es mi casa y hay pocos jugadores que lo hayan conseguido. Estas cosas se logran con trabajo, ilusión, humildad, carácter y el apoyo de la afición y de la gente que me quiere”, ha explicado.

“En esta profesión hay mucha competencia y alcanzar tantos objetivos están al alcance de muy pocos“, reflexiona el goleador, quien recuerda que en sus inicios siempre partía ray ban sale con cierta desventaja “porque era el tercer delantero”.

El récord de Miguel Quirant de 363 partidos, aún está lejos y Nino ni siquiera se plantea alcanzarlo, ya que solo se ve con fuerzas de “jugar ante el Almería el viernes”. Admite que ya poco puede pasar en un campo que le sorprenda y desvela que su mejor momento fue su primer gol, ante el Melilla, en aquella mágica promoción de ascenso a Segunda, mientras que nba jerseys sales el peor es “cualquier partido perdido“.