García: “El Elche no se vende por un plato de lentejas”

La respuesta del presidente del Elche Diego García a las palabras del consejero Jaime Oliver en TeleElx Radio Marca ha sido rápida y contundente. El máximo mandatario franjiverde convocó una rueda de prensa en la tarde del miércoles para desmentir las acusaciones del dirigente, que piensa que son “producto de un calentón” porque no se le invitó a una reunión entre consejeros y accionistas del club producida esta semana para hablar sobre la situación económica del Elche. “Tal vez nos equivocamos y le pido disculpas”, dijo.

El detonante de la polémica ha sido el nombramiento como director deportivo blanquiverde de Jorge Cordero, habitual en los equipos de trabajo de Quique Pina. García aseguró que su llegada no es la preparación del desembarco del empresario murciano en el Elche, como afirmó Oliver.

“Pina no invertirá ni un euro en el Elche. Yo quiero tener a mi lado a quien ha conseguido éxitos en otros clubes. El Elche no se ha vendido a nadie, la decisión de traer a Cordero la propuse yo y fue ratificada por todo el Consejo menos una persona”, expuso el presidente del club ilicitano, quien recordó que el órgano rector se mantuvo firme cuando uno de los acreedores solicitó la parcela deportiva a cambio de la aprobación del convenio de acreedores. “El Elche no se vende por un plato de lentejas”, subrayó García, quien indicó que escogió a Cordero aun sabiendo que despertaría antipatía en la afición.

“Sabía que podía producir discrepancia en la afición o algún accionista, pero hice lo que en conciencia creo que es lo mejor para el Elche. Cuando empezamos a pensar en la próxima temporada, me vinieron a la cabeza unas palabras que me dijo Pina en una ocasión: que una parte importante de su éxito deportivo se lo debe a Jorge Cordero. Para mí es un valor, no es algo negativo, le propongo porque tiene un pasado unido al éxito. Y que los jugadores vengan de donde vengan, como si son de la Luna, yo lo que pido es que ganen partidos”, apuntó el presidente de la entidad ilicitana, quien reveló que el nuevo responsable de la parcela deportiva ha firmado un contrato por una temporada “con opción de prórroga sólo si hay ascenso”.

Otra de las afirmaciones vertidas por Oliver es que García recomendó que se alineara a ciertos jugadores en los últimos partidos de la temporada recién finalizada, en la que el Elche acabó descendiendo a Segunda B. El máximo mandatario franjiverde respondió asegurando que “es radicalmente incierto” y que estas palabras son “una falta de respeto absoluta a los profesionales que ha tenido este club”. “Mi talante no es de imponer nada. Podéis llamar a Toril, ‘Chuti’ Molina y a Parras para preguntarles si ha habido alguna sugerencia de alineación o fichaje. No ha habido ninguna”, declaró dirigiéndose a los periodistas. “Algún comentario puede haberle confundido”, añadió.

García señaló que “un Consejo se debe a las mayorías y Oliver puede decidir si continuar en él o irse”, y manifestó su deseo de que siga. “Quiero que continúe aportando sus ideas, no sobra nadie”, dijo el máximo mandatario blanquiverde, quien no quiso valorar las calificaciones personas porque comparecía “como presidente y no a título personal, y el club está por encima”, y pidió disculpas a la afición por este bochornoso hecho.

El presidente del Elche también dijo que el Consejo está esperando a que el juez autorice la celebración de la Junta General de Accionistas, sin fecha por la impugnación del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) del convenio de acreedores, para aprobarlo y que los consejeros presenten su dimisión. La entidad espera la resolución del conflicto judicial en diez días.

Por último, García pidió que se deje trabajar al club para empezar un nuevo proyecto en Segunda B en el que Elche “se juega mucho”. “Vamos a esperar a los fichajes y a los resultados”, concluyó.