El nuevo Elche, de diez

No es fácil mostrarse como un equipo reconocible sin presentar apenas rastro de un pasado cercano. Eso consiguió el Elche CF de Alberto Toril el pasado sábado en su debut liguero ante el Rayo Vallecano. El conjunto ilicitano ganó, jugó y convenció.

Del once inicial que dispuso en el Martínez Valero, sólo Mandi formó parte de la plantilla de la temporada anterior. El canario fue pieza clave en el proyecto de Rubén Baraja, aunque su contrato finalizó y el club tuvo que volver a contratarlo. Los diez jugadores restantes son novedades en nómina: Juan Carlos, Correa, Pelegrín, Josete, Albacar, Dorca, Matilla, Pedro, Hervías y Guillermo.

El hecho de que muchos de los fichajes llegaran a tiempo para disputar varios partidos de pretemporada y numerosas sesiones de entrenamiento, a diferencia de lo ocurrido en el verano de 2015, ha supuesto una ayuda para el nuevo técnico. Solo Hervías, llegado el 10 de agosto, y Guillermo, en la semana del inicio liguero, parten aún con ligera desventaja en ese sentido.

Jugadores como Pelegrín y Albacar, que hace dos temporadas vestían la franja verde, también han facilitado una pronta adaptación. Ambos defensores conocen la casa y poseen una amplia experiencia en la categoría, lo que resulta útil para construir un buen equipo desde los cimientos.

Después de ejecutar las tres sustituciones, el Elche finalizó el partido con tres futbolistas pertenecientes al ejercicio anterior: Mandi, Pelayo y Noblejas. Junto a Pol –actualmente lesionado–, José Ángel, Armando, Lolo, Eldin, Liberto, Hugo Fraile y Sergio León constituyen el vínculo con la liga 2015-16. No obstante, el lateral zurdo quiere buscar una salida en busca de minutos y el goleador cordobés ambiciona el salto a Primera División. También sigue en el club Michael Anaba, a quien el club negó la ficha y le busca salida.