Ley del silencio en el Elche tras el descenso a Segunda B

El Elche impone la ley del silencio después del descenso a Segunda División B. El club ilicitano ha comunicado que no habrá “declaraciones, ruedas de prensa y/o entrevistas” hasta la próxima reunión del Consejo de Administración, que será “en los próximos días”.

Tras la derrota del pasado domingo ante el Cádiz (2-1), que certificó la caída de los franjiverdes a la categoría de bronce 18 años después, el entrenador, Vicente Parras, el presidente, Diego García, y el capitán Pelegrín dieron la cara y hablaron ante los medios de comunicación, pero ahora el club ha tomado la decisión de que nadie lo haga hasta nueva orden. Por lo tanto, la afición se quedará con las ganas de escuchar las explicaciones de más responsables de que su equipo juegue en Segunda B la próxima temporada.

El Elche, 21º con 43 puntos, cerrará esta nefasta temporada ante el Real Oviedo en el Martínez Valero (sábado, 20:30 horas).

Pareja atiza al Consejo: “Si tienen dignidad, que se marchen”

Jesús Ruiz Pareja, concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Elche, ha realizado unas incendiarias declaraciones en Onda Cero Elche cuando ha sido cuestionado por la situación del Elche, que este domingo firmó su descenso matemático a Segunda División B tras perder por 2-1 contra el Cádiz. El edil del Partido de Elche ha focalizado la responsabilidad de la desastrosa campaña del equipo franjiverde en el Consejo de Administración del club, al que ha atacado calificándole como “pandilla de sinvergüenzas” y ha pedido su salida de forma clara y directa.

“La situación es desastrosa. Cualquier manifestación que haga la afición tendrá que ser entendida por los que dirigen el Elche. Si les queda algo de dignidad, que se marchen cuanto antes. Lo que valen son los resultados y es el peor, así que tienen que dejar paso. No están legitimados por la afición y la ciudad para ostentar sus cargos”, dijo Pareja, quien fue más allá y señaló que “si hay que buscar culpables, son el presidente y la terna que tiene escondida atrás, incluido José Sepulcre, al que la situación ni le ha rozado”.

“Es el momento de que abandonen y que otras personas que tengan interés e ilusión por la institución trabajen para sacarlo adelante y sean capaces de renovar la esperanza y devolver al club al lugar que merece. Esa gente tendrá mi apoyo y el de muchísimas personas”, declaró el Concejal de Deportes, quien hizo un llamamiento a la hinchada franjiverde para que “presione dentro de la legalidad” para forzar la marcha del órgano rector de la entidad.

Pareja indicó que este “doble palo” que ha sufrido el Elche con su paso de Primera a Segunda B en dos años “viene como consecuencia de una situación de irresponsabilidad y desconocimiento, porque aquellos que están al frente del club no tienen ni idea de futbol y lo han visto como un negocio, queriendo mantener sus propios intereses”, y lamentó que el Ayuntamiento no puede hacer nada legalmente al tratarse de una sociedad anónima deportiva. “Sólo podemos esperar a las cuestiones judiciales abiertas y los procesos iniciados por el IVF, que es acreedor del club y trajo una oferta de un grupo británico-qatarí (Skyline International), pero los que están dentro no han querido abrir la puerta”, manifestó.

El edil ilicitano centró sus iras en José Sepulcre, exmáximo mandatario franjiverde, al que se refirió como el “presidente oculto”. “Aunque no se le vea, tiene el poder porque controla al resto del Consejo y tiene un porcentaje del club”, declaró Pareja, quien agregó que “si Sepulcre quisiera al Elche, hubiera aceptado la oferta de tres millones de euros que recibió por sus participaciones y daría paso a un nuevo proyecto, pero ni come ni deja comer”. “No aceptó porque pensaba que era poco dinero. El Elche se ha convertido en un objeto de mercadeo”, apuntó.

Pareja reconoció que está “bastante afectado” por el descenso a Segunda B del equipo ilicitano, subrayando que su salida del fútbol profesional perjudica a la ciudad “no solo en el plano deportivo, también en el económico y la imagen de la ciudad”. “Nos encontramos en un momento delicado en el que alguien tendrá que responsabilizarse. El Elche no se merece esto”, finalizó.

Foto: tertuliaillice.org

El Elche jugará en Segunda B 18 años después

Se consumó la tragedia en el Ramón de Carranza. El Elche perdió por 2-1 ante el Cádiz en la penúltima jornada y certificó su descenso a Segunda División B, categoría en la que competirá 18 años después de la última vez que lo hizo. Este fatal desenlace supone la tercera caída a la división de bronce en sus 94 años de historia.

Hasta este domingo, el último descenso a Segunda B del conjunto ilicitano se había producido en la temporada 1997/1998. Recién ascendido a la categoría de plata, bajó matemáticamente en la penúltima jornada, al igual que en esta campaña, tras perder por 2-1 ante el Real Jaén. Una semana más tarde, el cuadro andaluz sufrió el mismo destino. El Elche acabó la Liga en el 19º puesto con 45 puntos, a uno de la zona de permanencia, que cerró el Logroñés.

Tres entrenadores pasaron por el banquillo del equipo blanquiverde en ese curso: Ciriaco Cano, de la jornada 1 a la 26; Rielo, de la 27 a la 40; y Delfín Álvarez, en las dos últimas. En la presente, dos han sido sus inquilinos: Alberto Toril estuvo desde el inicio hasta la jornada 36 y Vicente Parras cogió el testigo. Un punto de 15 posibles es el pobre bagaje del extécnico del Ilicitano.

El nuevo paso por Segunda B fue lo más breve posible, pues el Elche regresó a la división de plata tras lograr el ascenso en la siguiente temporada 1998/1999. Dirigido por el desaparecido Tolo Plaza, finalizó la Liga regular en el tercer lugar del Grupo III y subió en el playoff al quedar campeón en la liguilla en la que quedó encuadrado con Universidad de Las Palmas, Burgos y Melilla. La vuelta a Segunda se culminó ganando por 0-1 al cuadro norteafricano con un gol de Claudio Barragán.

Nino debutó como franjiverde en aquella temporada con 18 años y se erigió en héroe con su gol decisivo ante el Melilla (2-1). Casi dos décadas y más de 600 partidos como profesional después, sufre una dolorosísima caída a la división de bronce en el regreso a ‘su’ club.

Este descenso a Segunda B supone un grave golpe tanto en lo deportivo como en lo económico para el Elche, que hace tan solo dos años saboreaba una permanencia en Primera División ganada sobre el césped superando una complicada situación institucional, que derivó en su descenso administrativo a Segunda. La mala gestión de sus dirigentes ha provocado su salida del fútbol profesional.

El 5 de junio de 2015, la LFP anunció el descenso administrativo a Segunda del conjunto ilicitano, y el 4 de junio de 2017, bajó a Segunda B en el césped del Ramón de Carranza. En este periodo, el Elche ha tenido tres presidentes (Juan Anguix, Juan Serrano y Diego García), cuatro directores deportivos (Víctor Orta, Javier Cabello, Ramón Planes y José Luis ‘Chuti’ Molina) y cuatro entrenadores (Fran Escribá, Rubén Baraja, Alberto Toril y Vicente Parras).

El cuadro blanquiverde, 21º con 43 puntos, cerrará esta aciaga campaña ante el Real Oviedo en el Martínez Valero (sábado, 20:30 horas).

Otro descenso al currículum

Diez jugadores del Elche suman un descenso a Segunda B más en su currículum. Ya sufrieron anteriormente esta misma desgracia Germán (Racing), Armando (Málaga B), José Ángel (Salamanca), Edu Albacar (Alavés), Iriondo (Bilbao Athletic), Dorca (Racing), Eldin (Hércules), Borja Valle (Ponferradina), Nino (Tenerife) y Pedro (Alicante y Real Murcia).

Cabe destacar la desafortunada trayectoria reciente de Juan Carlos, que acumula tres descensos consecutivos: de Primera a Segunda con Córdoba y Rayo Vallecano y de Segunda a Segunda B con el Elche.

Multitud de mensajes de apoyo de exfranjiverdes en redes sociales

El Elche es un equipo que suele marcar positivamente a las personas que pasan por sus filas, y una buena muestra fue la multitud de mensajes de apoyo de exfranjiverdes en redes sociales tras su descenso a Segunda B. Aquí los compartimos:



El propio Elche también emitió una consigna de ánimo tras la caída a la división de bronce:

Foto: Elche CF

El regreso a casa más triste

Los 460 aficionados del Elche que se desplazaron a Cádiz vivieron el regreso a casa más triste. Los seguidores que completaron nueve autobuses, financiados por club, plantilla y TM Grupo Inmobiliario, para apoyar al equipo ilicitano en el Ramón de Carranza sufrieron el mal trago de presenciar en directo el descenso a Segunda B del equipo ilicitano, cuya derrota por 2-1 ante el cuadro amarillo le condenó.

A pesar de la complicada situación, estos valientes quisieron estar dando su apoyo a sus jugadores y recorrieron los 619 kilómetros que separan Elche y Cádiz. Uno de los autocares sufrió un contratiempo al averiarse a poco más de una hora de la Tacita de Plata, pero otro vehículo permitió que los seguidores que viajaban en ese bus llegasen a su destino.

Los hinchas blanquiverdes presentes en la ciudad andaluza vivieron una jornada de cordialidad con la afición amarilla en las horas previas al partido, en el que los locales necesitaban la victoria para disputar el playoff.

El gol de Pelegrín en propia puerta al poco de comenzar la segunda mitad sentó como un jarro de agua fría para la afición situada en la Tribuna Alta del estadio gaditano, que además, estaba informada de que los resultados en otros campos también mandaban al Elche a Segunda B. Y el gol de Salvi prácticamente enterraba todas sus esperanzas de continuar en la división de plata. La reacción la diana de Guillermo en el tiempo añadido fue tímida, porque la tragedia ya estaba asumida.

El pitido final del árbitro dio paso a las lágrimas de desconsuelo por el descenso a la categoría de bronce del fútbol español 18 años después. Los aficionados más jóvenes no vivieron o no recuerdan la última etapa del Elche fuera del fútbol profesional, y ahora todos ven con tristeza cómo su equipo ha pasado de competir en Primera a bajar a Segunda B en dos años, siendo ellos quienes más lo sufren y menos culpa tienen.

Además, los 460 seguidores blanquiverdes, que aplaudieron el esfuerzo de los suyos, tuvieron que soportar cómo los jugadores y la afición del Cádiz celebraban su clasificación para la promoción. Una afición del Cádiz, perfectamente conocedora de las dificultades de la categoría de bronce, que mostró su apoyo a la hinchada ilicitana con gritos de “Elche, Elche”, correspondidos con aplausos.

Con el presente panorama, es difícil que la afición del Elche pueda encontrar motivos para afrontar el próximo curso con optimismo, pero a buen seguro que sacarán fuerzas para seguir apoyando al equipo de su corazón en el ‘pozo’ de la Segunda B.

García: “La viabilidad está asegurada”

Diego García no se escondió después del descenso del Elche a Segunda B, consumado tras la derrota ante el Cádiz (2-1). El presidente del club ilicitano afirmó que este domingo “es un día muy triste” consecuencia de “una temporada aciaga” que se torció bruscamente en los dos meses y medio últimos de competición, en los que ha sumado cuatro puntos de 33 posibles.

“El equipo ha caído de una forma absolutamente irracional desde que ganamos al Nàstic. Todas las fórmulas puestas en marcha para reanimar al enfermo no dieron resultados. Es muy duro”, declaró García, quien señaló que la caída a la división de bronce “es responsabilidad de todos, empezando por el Consejo y el presidente”, y pidió “disculpas” a la afición blanquiverde, “sobre todo a la desplazada” al Ramón de Carranza. “Ha hecho un gran esfuerzo para venir a apoyar”, indicó.

El máximo mandatario del Elche expuso que el descenso a Segunda B, que supone un duro golpe para las maltrechas arcas del club, obligará a apostar por una “economía de guerra para poner las bases del futuro”, pero garantizó que “la viabilidad está asegurada”. “El Convenio de Acreedores no se ha puesto en marcha y hay dos años de carencia. Hay que llegar a un acuerdo con Hacienda, teniendo que renegociar el primer pago por las circunstancias. Vamos a dejar de percibir unos ingresos muy importantes, pero los gastos serán mucho menores”, dijo.

García afirmó que el Consejo comenzará a trabajar de inmediato en el proyecto deportivo que devuelva al conjunto ilicitano “a la Liga de Fútbol Profesional cuanto antes”. “Nos reuniremos mañana o pasado mañana (lo dijo la noche del domingo). Hay que digerirlo, pero la vida sigue y tenemos que levantarnos. No vale lamentarse. Esto sigue y el Elche es mucho más grande que todos nosotros”, concluyó.

Foto: Elche CF

Pelegrín: “Pongo la mano en el fuego por mis compañeros”

Pelegrín es uno de los jugadores de la plantilla del Elche más identificados con el club. Integrante del equipo que ascendió a Primera en 2013, regresó tras su exitosa etapa en el Alavés para luchar por cotas ambiciosas, pero ha sufrido un palo muy severo con el descenso de los franjiverdes a Segunda B tras la derrota ante el Cádiz (2-1). “Es el día más duro de mi carrera. No es fácil de digerir”, reconoció el zaguero catalán en zona mixta, quien señaló que lo que le ha ocurrido al Elche en la recta final de la Liga “no tiene explicación”.

“No descendimos hoy (por el domingo), sino por una muy mala racha que nos ha penalizado mucho. Ha sido un bajón bestial en el peor momento que hemos pagado caro. Hace ocho jornadas estábamos en una situación bastante tranquila, y sumar un punto de 24 posibles es tremendo. Hemos hecho muchas cosas mal”, expuso Pelegrín, quien pidió “perdón” a todos los estamentos del club y agradeció el apoyo de la afición por haberles “acompañado en todo momento”. “No es un momento fácil, pero es lo que nos toca vivir y asumir. Hay que seguir”, añadió.

El defensa barcelonés defendió la implicación de la plantilla para sacar adelante la situación, manifestando que “han intentado hacer todo lo mejor posible” para conseguir la salvación. “Pongo la mano en el fuego por mis compañeros. Doy la cara por cualquiera. Este grupo ha estado unido, no ha habido problemas. Le hemos dado muchas vueltas para encontrar soluciones. Quizás hubo demasiada ansiedad y no manejamos bien los peores momentos”, declaró.

Sobre el partido, Pelegrín afirmó que el equipo ilicitano salió “con muy buena actitud” sabiendo que visitaba “un campo difícil” y se intentó “rehacer” después del primer gol del Cádiz, pero que dar un paso hacia adelante “genera espacios” y “un rival con tanto gol te acaba matando”.

El ‘18’ franjiverde ahora sólo piensa en “acabar la temporada” el próximo sábado ante el Real Oviedo (20:30 horas) y no sabe lo que pasará más allá, indicando que “tampoco es momento” de reflexionar sobre ello.